En reuniones recientes del FOMC la Fed mantuvo estable – cercana a cero - su principal tasa marcadora, pero mejoró su perspectiva de la economía estadounidense. Foto: EFE.
COMPARTE

James Politi en Washington y Colby Smith en Nueva York

La cúpula de la Reserva Federal tuvo un agitado debate el mes pasado sobre la fortaleza del rebote económico estadounidense y su efecto sobre las acciones de la autoridad monetaria en cuanto al ritmo de reducción del estímulo implementado como respuesta a la pandemia.

La minuta de la reunión de junio del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés) fue publicada el miércoles y muestra dos grupos que debatieron si la economía de EEUU está o no lista para una reducción más acelerada del programa de recompra de activos de $120 millardos.

Se espera que esa tratativa sea el centro del escenario en los próximos meses.

Los funcionarios de la Fed aludieron a que la “reducción de ritmo” de las recompras podría comenzar antes de lo esperado debido a perspectivas económicas más sólidas que han derivado del rápido desarrollo de la vacunación; pero que todavía las condiciones no están totalmente a punto.

“Si bien los participantes esperan que continúe una mejoría, en términos generales hubo concordancia en que el parámetro del comité respecto a una ‘mayor mejora sustancial’ todavía no se ha logrado”, reflejó la minuta.

“Varios participantes mencionaron que, a la luz de cifras recientes, esperaban que las condiciones necesarias para comenzar a reducir el ritmo de compras de activos podrían lograrse un poco antes de lo que habían anticipado en reuniones anteriores”.

Algunos oficiales pidieron cautela, sin embargo, ya que no se debe ser demasiado optimista al evaluar los datos actuales, debido a ciertas peculiaridades que vienen asociadas con una reapertura económica.  La información de los próximos meses permitirá una “mejor evaluación del trayecto de los mercados laborales y de la inflación”, dijeron.

El comité estuvo de acuerdo en términos generales respecto a que “para planificar prudentemente, es importante estar bien posicionado para reducir el ritmo de compra de activos, si es adecuado, en respuesta a desarrollos económicos imprevistos”.

La Fed decidió no variar su tasa de interés marcadora y mantenerla cercana a cero, pero funcionarios predicen que se aumentaran las tasas en el 2023, antes de lo proyectado en el pasado mes de marzo.  Esa proyección, derivadas de un documento conocido como el “gráfico de indicadores”, se evaluó durante la reunión.

Según la información publicada, “algunos” funcionarios indicaron que la economía podría estar a punto para incrementos en las tasas de interés “algo antes” de lo pensado anteriormente, pero otros no estuvieron de acuerdo.

“Varios participantes enfatizaron… que la incertidumbre respecto al futuro económico era elevada”, indica la minuta, y que eso “implica una incertidumbre importante respecto al trayecto apropiado para la tasa de ‘Fondos Fed’ (Fed Funds – tasa marcadora de la Fed)”.

Algunos oficiales también previnieron que debido a la atención que el mercado pone a las proyecciones de las tasas de interés “sería importante resaltar que no han cambiado los parámetros de reacción del comité, ni tampoco su compromiso con el marco actual de la política monetaria”.

La Fed ha indicado que sólo aumentaría las tasas de interés una vez que se haya logrado el pleno empleo, y cuando la inflación llegue al 2 por ciento y se proyecte que será moderadamente mayor a ese nivel durante un tiempo.

Algunos inversionistas interpretaron las nuevas proyecciones de tasas de interés como un indicador de que la Fed podría reaccionar más de lo anticipado ante las presiones inflacionarias, y esto ha provocado un fuerte aumento en los precios de los bonos del gobierno estadounidense después de la reunión.  El rendimiento de la nota marcadora a 10 años había bajado el miércoles a 1,3 por ciento, su menor nivel en cuatro meses.

El bono de vencimiento a 30 años se mantuvo estable, cerca de 1,93 por ciento luego de que se publicó la minuta, muy por debajo del nivel de 2,3 por ciento experimentado a principios de junio.

Los miembros del comité también evaluaron el mes pasado la manera en la cual el banco central reduciría sus compras de activos una vez que decidan hacerlo.  Un importante grupo de voces ha declarado públicamente que les gustaría dejar de comprar valores de las agencias hipotecarias antes que reducir la compra de bonos del Tesoro, una visión que fue resaltada en la minuta.

“Varios participantes observaron beneficios en la reducción mas acelerada de estas recompras o en concluir esas recompras antes que las de valores del Tesoro debido a la presión inflacionaria en el mercado de viviendas”, indicó.

No todos los funcionarios están de acuerdo con esta visión.

“Varios otros participantes, sin embargo, comentaron que era preferible reducir el ritmo de recompra de ambos valores en paralelo ya que este enfoque estaría en concordancia con los comunicados previos del comité en cuanto a que las recompras tanto de valores del Tesoro como de hipotecas ambas tienen efectos a través de su influencia en las condiciones financieras generales”, indicó la minuta.

Derechos de Autor - The Financial Times Limited 2021

© 2021 The Financial Times Ltd. Todos los derechos reservados.  Por favor no copie y pegue artículos del FT que luego sean redistribuidos por correo electrónico o publicados en la red.

Lea el artículo original aquí.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS