DC

Fuente principal de la noticia: POLITICO

Al menos el 70% de los miembros del servicio activo de EEUU recibieron la primera dosis de la vacuna contra la pandemia del COVID-19 y el 62% está completamente vacunado, según anunció el Pentágono.

¿Por qué es importante?: La noticia es un triunfo para el gobierno en su esfuerzo por vacunar a la mayor cantidad de personas posibles, especialmente después de que en febrero miembros de alta jerarquía del ejército señalaron que un tercio de las tropas se negó a vacunarse.

– La respuesta desde el Congreso fue inmediata. En marzo, un grupo de legisladores demócratas solicitó al presidente Joe Biden hacer de la vacuna toda una exigencia dentro de las filas de las fuerzas armadas.

– Semanas después, el mandatario no descartó la idea de una orden de vacunación en las tropas; sin embargo, aseguró que se trataba de una decisión difícil de tomar, por lo que dejó todo del lado de los militares.

¿Qué dicen?: Thomas Massie, representante republicano, dijo que había sido “contactado por miembros de nuestro ejército voluntario que dicen que dejará el ejército si la vacuna contra el COVID-19 es obligatoria”.

– Dentro del Partido Republicano, su colega Adam Kinzinger respondió a Massie, a quien calificó de “ingenuo”. A juicio del funcionario por Illinois, la efectividad de la vacuna debe ser suficiente para convencer a las personas que no han recibido la dosis.

– Por su parte, Lloyd Austin, secretario de Defensa, instó a los miembros activos del servicio militar a vacunarse tan rápido como puedan: “las vacunas han sido autorizadas por la FDA por una sencilla razón: son seguras y eficaces”.