LLEGADA. Un niño afgano y otros refugiados esperan para desembarcar de un autobús alquilado el lunes, en el Dulles Expo Center en Chantilly, Virginia. Foto: Craig Hudson para The Washington Post.

Aviones llenos de estadounidenses y refugiados afganos llegaron al norte de Virginia este lunes. Sus rostros mostraban alivio y agotamiento, después de ser acosados ​​por combatientes talibanes en el camino al aeropuerto de Kabul y, en algunos casos, con poca comida durante días.

Lo último: Después de aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Dulles, muchas de las familias abordaron autobuses que los transportaban al cercano Dulles Expo Center, en el condado de Fairfax. La instalación de 100 mil pies cuadrados destinada a convenciones comerciales se ha convertido en un refugio temporal.

  • Las familias esperaban ser enviadas a instalaciones militares en la región de Washington y a otras partes del país.
  • Entre la mañana del domingo y el lunes, 10 mil 400 personas fueron evacuadas de Kabul en vuelos militares y 5 mil 900 personas volaron en aerolíneas comerciales reclutadas por Estados Unidos. 
  • Algunos de los refugiados vestían ropa occidental, mientras que otros llegaron con los trajes tradicionales que tenían cuando salieron de sus hogares en Kabul.
  • Un portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos dijo que todos se hacen la prueba de COVID-19 cuando llegan y aislan a cualquier persona que dé positivo.
  • Un portavoz del Departamento de Estado se negó a comentar si se admitía a niños afganos no acompañados en Estados Unidos.

¿Qué dicen? “Fue muy difícil para nosotros”, expresó Walid Walizada solemnemente después de dejar un área de procesamiento en el aeropuerto de Dulles con su esposa, Benazir, y su hijo de un año. “En cinco días, no comimos ni dormimos (…) No tenía zapatos hasta hoy”.

  • “¿Cómo se siente estar en los EE. UU.?” preguntó una reportera de televisión. Aunque la mayoría de los refugiados la ignoraron, un hombre respondió: “Se siente genial. Finalmente estamos a salvo”.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *