Senate Majority Leader Chuck Schumer departs after speaking to reporters on Capitol Hill on Sept. 28, 2021, in Washington, DC. MUST CREDIT: Washington Post photo by Jabin Botsford

(c) 2021, The Washington Post · Amber Phillips 

WASHINGTON – Faltan menos de 24 horas antes de que ocurra un potencial cierre del gobierno federal, y el Congreso todavía está debatiendo cómo mantener el gobierno funcionando y elevar el límite tope de la deuda para evitar un incumplimiento del pago de la deuda (“default”) en algún momento de octubre (1). Los Demócratas también han estado intentando aprobar un proyecto de ley bipartidista para infraestructura y unirse – si pueden – en torno a un masivo paquete para reforzar la seguridad social del país y luchar contra el cambio climático.

Aquí una explicación de cómo llegamos a esta alocada semana – y qué pudiera pasar si los legisladores no logran llegar a una solución.

- Lunes: Los Republicanos del Senado bloquearon un proyecto de ley de financiamiento que buscaba mantener el gobierno funcionando. Eso porque incluía cláusulas que suspendían el tope límite de la deuda hasta el año que viene para que el Departamento del Tesoro pudiera pedir dinero prestado y así pagar la deuda existente. Los Republicanos se están negando a dar sus votos para elevar el límite tope de la deuda (normalmente una votación bipartidista).

En la Cámara de Representantes, los legisladores empezaron a debatir un proyecto de ley bipartidista para infraestructura con la intención de llevar a cabo una votación esta semana en torno a éste. Ya fue aprobado en el Senado, pero la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, Demócrata por California, lo ha retenido por más de un mes ante la amenaza de los liberales de no darle sus votos. Ellos quieren que los Demócratas le den prioridad al masivo proyecto de ley de gastos sociales primero.

- Martes: Los Demócratas del Senado presionaron a los Republicanos para elevar el límite de la deuda. Después de la votación fallida del lunes en el Senado para mantener el gobierno federal funcionado y elevar el límite de la deuda, los Demócratas usaron este día para probar la convicción de los Republicanos. La inhabilidad del Congreso de elevar el límite de la deuda en las próximas semanas pudiera lanzar a Estados Unidos inmediatamente a una recesión.

“Yo creo que los Republicanos pueden estar un poco locos, pero no están tan locos”. Eso dijo el senador Bernie Sanders, Independiente por Vermont, quien cree que al menos 10 Republicanos van a terminar ayudando al voto Demócrata el jueves para suspender el límite de la deuda y mantener el gobierno funcionado.

Pero, ¿lo harán?

“¿Ustedes creen que yo estoy amagando?” preguntó el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, Republicano por Kentucky, el arquitecto de la estrategia del partido de no suministrar los votos para elevar el límite de la deuda, en una reciente entrevista con Punchbowl News.

Los Demócratas del Senado debían tomar una decisión importante con rapidez. ¿Ceden ellos ante las demandas de los Republicanos y tratan de aprobar una suspensión al límite de la deuda por sí mismos? ¿O tratan de continuar presionando a los Republicanos para que colaboren y unan el límite de la deuda a una votación que permita que el gobierno siga funcionando?

Es una pelea de perros y gatos que pudiera llevar a un cierre del gobierno durante un mandato Demócrata. Los Demócratas dicen que están determinados a no dejar que eso ocurra.

- Miércoles: Los Demócratas deciden emprender por sí mismos el asunto del límite de la deuda.

Habiendo fracasado, por los momentos, su campaña de presión sobre los Republicanos, los Demócratas del Senado rápidamente reajustan sus planes para evitar un cierre del gobierno esta semana y un catastrófico incumplimiento del pago de la deuda el mes que viene.

Los Demócratas arman un proyecto de ley de financiamiento gubernamental que no menciona el aumento al límite de la deuda. Pero una serie de inconvenientes y una tradición del Congreso – el juego anual de beisbol – obligó al Senado a esperar hasta el jueves, apenas horas antes de un potencial cierre del gobierno. Este proyecto de ley también tendrá que ser aprobado en la Cámara.

Una vez que el gobierno esté temporalmente financiado, los Demócratas estarán trabajando para elevar el límite de la deuda por su cuenta. Están en contra del reloj. La secretaria del tesoro, Janet Yellen, dijo que el gobierno se quedará sin liquidez para pagar sus deudas el 18 de octubre.

Para esquivar una obstrucción de los Republicanos contra cualquier esfuerzo por elevar el límite de la deuda, los Demócratas quizá tendrán que llevar a cabo una truculenta maniobra presupuestaria conocida como “reconciliación de presupuesto”. Los Demócratas no están seguros de si esto podrá lograrse a tiempo, y están furiosos con los Republicanos por haberlos obligado a tomar este riesgo. Schumer ha dicho en repetidas ocasiones que él se opone a hacerlo de esta manera, aún teniendo la esperanza de que los Republicanos cedan antes de mediados de octubre y evitar que Estados Unidos llegue a un “default”, incumpliendo así el pago de sus deudas.

Pero ésa será una pelea para otra semana.

- Jueves: La fecha límite para financiar el gobierno.

Aunque el proyecto de ley para financiar el gobierno está pasando hoy por ambas cámaras, la Cámara de Representantes está debatiendo cómo aprobar el proyecto de ley bipartidista para infraestructura y la masiva legislación de seguridad social de los Demócratas. Eso ha hecho surgir algunos ultimatos en el partido que, para resolverse, probablemente significará que alguna de las partes tendrá que ceder.

- Los centristas de la Cámara quieren: la aprobación del proyecto de ley bipartidista para infraestructura, para que pueda ir al escritorio de Biden. (Fue aprobado en el Senado este verano). Para obtener sus votos para un procedimiento clave en miras al paquete social de $3,5 billones, Pelosi le prometió a este grupo que esta semana se llevaría a cabo una votación sobre el proyecto de ley para infraestructura.

- Los liberales de la Cámara quieren: una garantía de que su masivo proyecto de ley para la seguridad social va a ser aprobado en el Senado antes de que ellos den sus votos para el proyecto de ley de infraestructura. Una de las liberales, la representante Alexandria Ocasio-Cortez, Demócrata por Nueva York, dijo que ella planea votar en contra del proyecto de ley de infraestructura por esta razón. El problema es que los Demócratas del Senado aún están debatiendo entre ellos en qué exactamente consistirá el proyecto de ley para gastos sociales pues ni siquiera lo tienen listo aún.

Algunos Demócratas liberales dicen que ellos no votarán por el primero sin el segundo. Un puñado de centristas Demócratas dicen que no votarán por el segundo sin el primero. Pelosi sólo puede darse el lujo de perder tres votos de su propio partido. Si la Cámara vota hoy en torno a la legislación de infraestructura, como le prometió Pelosi a su partido, este proyecto de ley pudiera fracasar sin el apoyo de los liberales.

- Viernes: el gobierno debe cerrar sin un proyecto de ley sobre gastos.

He aquí lo que eso implicaría. Probablemente afectará la capacidad de respuesta del gobierno ante la pandemia.

“El peor momento para cerrar el gobierno es en el medio de una pandemia donde tenemos 140.000 personas infectándose y 2.000 personas muriendo cada día”, dijo Anthony Fauci, principal asesor médico del presidente, en una entrevista con el Washington Post.

Información del Autor:

Amber Phillips analiza política para el blog de política no-partidista del Washington Post y escribe la nota editorial de “The 5-Minute Fix”, un resumen de las noticias políticas más trascendentes del día. Previamente estaba encargada por sí sola de la oficina de DC del Las Vegas Sun y ha reportado desde lugares tan remotos como Taiwán.

Lea el artículo original aquí.

(1): Poco antes de salir a prensa con la presente traducción, se anunció un acuerdo para mantener al gobierno financiado hasta principios de diciembre, pero ese acuerdo no resuelve los proyectos de ley pendientes ni tampoco el importante tema del límite de endeudamiento.  Les mantendremos informados.

ÚLTIMAS NOTICIAS