Una abuela de Indiana es la primera persona que van a sentenciar por su participación en la insurrección electoral del 6 de enero, la cual ha llevado al Capitolio a permanecer resguardado con perímetro militar. FOTO: Washington Post photo by Matt McClain.

Un oficial de la Policía del Capitolio de Estados Unidos fue acusado de obstrucción a la justicia después de que los fiscales dijeron que ayudó a un alborotador a ocultar pruebas de su participación en la insurrección del 6 de enero.

El agente Michael A. Riley le dijo a un ciudadano, que participó en la revuelta al decirle, que eliminara las publicaciones de Facebook que mostraban a esa persona dentro del Capitolio durante el ataque del 6 de enero para que no lo inculparan, según los documentos judiciales.

Lo último: Riley, de 50 años, compareció en el tribunal federal de Washington y fue puesto en libertad con varias condiciones, entre ellas que entregue cualquier arma de fuego y que no viaje fuera de Estados Unidos sin permiso de un juez. 

A pesar de las críticas iniciales de que la policía del Capitolio no hizo lo suficiente para detener a los alborotadores, Riley es el primer agente de policía del Capitolio acusado de un delito relacionado con la insurrección.

  • Riley, quien ha sido agente de la Policía del Capitolio durante unos 25 años, envió un mensaje en el que le decía a un alborotador que era un agente del cuerpo de policía que "está de acuerdo con su postura política", dice una acusación contra él.
  • La acusación detalla cómo el oficial envió decenas de mensajes para animar a la persona a eliminar fotos y videos incriminatorios 
  • El agente también reveló que el FBI investigaba y trataba de identificar a los alborotadores.
  • La revuelta dejó a decenas de policías ensangrentados y magullados cuando la multitud de alborotadores pro-Trump, algunos armados con tubos, bates y spray para osos, cargó contra el Capitolio. 

¿Qué dicen? El jefe de la policía del Capitolio de Estados Unidos, Tom Manger, declaró que el departamento se enteró de la investigación contra Riley hace varias semanas y lo puso en licencia administrativa cuando fue arrestado el viernes. 

  • Manger calificó la acusación de "denuncia muy grave" y afirmó que la Oficina de Responsabilidad Profesional del departamento abrió una investigación interna.
  • "Me alegro de que hayas salido ileso de ahí. Tuvimos más de 50 agentes heridos, algunos bastante graves", escribió el agente al alborotador.
  • Cuando el alborotador dijo a través de mensajes que no creía haber hecho nada malo, Riley respondió, según los documentos judiciales: "Lo único que veo es que si entraste en el edificio y tienen pruebas te acusarán".
  • Los expertos creen que los esfuerzos por limpiar las cuentas de las redes sociales revelan una voluntad desesperada de manipular las pruebas una vez que estas personas se dieron cuenta de que estaban en riesgo. 

¿Por qué es importante? La detención y la acusación de un agente de la Policía del Capitolio en servicio activo, que trató de obstruir la investigación sobre el ataque al edificio, son especialmente notables porque muchos de sus colegas fueron brutalmente golpeados durante la insurrección.

  • Un agente fue golpeado y electrocutado con una pistola eléctrica repetidamente hasta que le dio un ataque al corazón. Otro echaba espuma por la boca y gritaba por ayuda cuando los alborotadores le aplastaron entre dos puertas y le golpearon en la cabeza con su propia arma.
  • En los días posteriores al ataque, decenas de alborotadores hicieron alarde de su participación en publicaciones en las redes sociales, luego muchos empezaron a darse cuenta de que podían ser utilizados como pruebas y comenzaron a borrarlos.
  • Más de 600 personas se enfrentan a cargos por el ataque del 6 de enero, en el que una turba leal al expresidente Donald Trump irrumpió en el Capitolio,
  • Al menos 49 acusados han tratado de borrar fotos incriminatorias, videos y textos de los teléfonos o cuentas de redes sociales que documentan su conducta el día del asalto al edificio federal. 

Fuente principal de la noticia: AP