FOTO: Freepik

Por Jim Norris - CEO SkyPoint Federal Credit Union

El bienestar financiero abarca varios conceptos que en el pasado no estaban ampliamente disponibles para la comunidad latina. Crear una cuenta de ahorros, planificar el futuro y obtener préstamos saludables son todas soluciones que financian la estabilidad y respaldan el éxito financiero a largo plazo. Estos conceptos a menudo se pasan por alto debido a la falta de conocimientos financieros disponibles para los latinos. Esto ha llevado a que las personas y las familias administren de forma independiente sus propias finanzas en lugar de trabajar con una institución financiera para ahorrar y construir adecuadamente para su futuro. Sin embargo, los bancos y las uniones de crédito han notado la falta de apoyo financiero dentro de la comunidad. Ahora más que nunca, hay programas y soluciones disponibles para que los latinos promuevan el bienestar financiero para que puedan vivir, trabajar y jugar, todo mientras planifican el futuro. Estos son los cinco conceptos principales de bienestar financiero que se deben considerar y recomendaciones sobre la mejor manera de implementarlos.

1. Realice una auditoría personal:
el primer paso es designar un momento para analizar en profundidad sus registros financieros, gastos, compras, ahorros, préstamos y cualquier otro asunto relacionado con el dinero. Este proceso destaca los problemas financieros que podrían estar impidiendo que alcance sus metas. Por ejemplo, cree una lista de su deuda que incluya las tasas de interés actuales. Las instituciones financieras a veces cobran tarifas mensuales que se suman a lo largo de un año. Esté atento a las altas tarifas bancarias y considere cambiar a una cuenta gratuita. Una vez que tenga toda esta información financiera claramente enumerada, cree un plan para reducir las deudas y eliminar las tarifas mensuales inútiles.

2. Ahorre ahora para usted y sus hijos(as): La Federación de Consumidores de Estados Unidos descubrió que solo el 30% de los hogares de ingresos más bajos (que ganan menos de $26,000 por año) poseían una cuenta de ahorros tradicional en un banco o cooperativa de crédito en 2019, y esas cuentas tenían un promedio de $1,010 en ellas. Si bien este año puede parecer diferente debido a la pandemia y la pérdida de ingresos que inhiben la capacidad de ahorrar, cada pequeña contribución a su cuenta de ahorros a corto y largo plazo ayuda. Considere abrir una cuenta de ahorros de alto rendimiento para que sus depósitos ganen más dinero mientras se mantienen en una cuenta bancaria respaldada por el gobierno federal. Además, recibe dinero extra bancario, como reembolso de impuestos o dinero de estímulo, que puede que no necesite de inmediato. Ahorrar dinero para la jubilación se agravará con el tiempo y sus inversiones para la jubilación aumentarán significativamente. Cuando ahorre para sus hijos, considere abrir una cuenta específicamente para que ellos presenten conceptos de ahorro y presupuesto. No busque requisitos de saldo mínimo, cero cuotas de mantenimiento mensuales y fácil acceso solo en línea.

3. Genere crédito: El uso inteligente de una tarjeta de crédito genera y mantiene un crédito saludable. Compre los gastos diarios, como alimentos y gasolina, con una tarjeta de crédito que ofrezca reembolsos en efectivo y puntos de bonificación. Antes de comprometerse con una tarjeta, compare diferentes instituciones financieras y observe detenidamente sus tarjetas. El estudio de satisfacción con tarjetas de crédito de J.D. Power 2021 en los EE.UU. encontró que muchos emisores de tarjetas de crédito han tenido dificultades para satisfacer las necesidades cambiantes de los consumidores. Dicho esto, debe elegir una tarjeta de crédito que realmente se adapte a su estilo de vida, necesidades y objetivos. A menudo, las cooperativas de ahorro y crédito locales no solo proporcionarán productos de tarjetas de crédito más personalizados, sino que también brindarán una experiencia más personalizada.

4. Asegure el préstamo adecuado: los productos crediticios más populares en la actualidad incluyen préstamos para educación superior, desarrollo empresarial y financiamiento hipotecario.


• Préstamos para educación superior: la universidad y otras oportunidades de educación superior solían estar fuera de su alcance debido al costo excesivo. Hoy en día, las uniones de crédito y los bancos ofrecen programas de ahorro diseñados para aliviar estos costos para que los latinos puedan construir su futuro. Busque préstamos que ofrezcan a los prestatarios múltiples opciones de pago dentro de la escuela y le permitan pedir prestado hasta el 100% del costo de asistencia certificado por la escuela.

• Préstamos para desarrollo empresarial: estos productos crediticios han sido fundamentales para la supervivencia a medida que las personas se recuperan de la pandemia. Cuando busque asegurar este tipo de préstamo para iniciar una empresa o financiar un negocio actual, asegúrese de que el programa ofrezca una tasa, un plazo y un pago fijos. Algunas instituciones ofrecerán montos de hasta $30,000.

• Préstamos hipotecarios: ya sea que esté comprando su primera vivienda, refinanciando o buscando financiación para una segunda vivienda, este préstamo es crucial para construir su vida y establecer su seguridad financiera. Busque instituciones que hayan simplificado todo el proceso hipotecario a través de la tecnología y el apoyo personal porque en el mercado inmobiliario actual, el comprador debe apresurarse a la mesa para ganar la licitación.

5. Maneje los costos de inmigración: Los altos costos gubernamentales relacionados con el proceso de inmigración pueden aligerarse con programas de préstamos únicos que ofrecen los bancos y las cooperativas de crédito. Busque instituciones que ofrezcan un préstamo sin garantía a una tasa de interés fija baja con plazos de pago de hasta 36 meses. Incluso puede encontrar montos de préstamos de hasta $4,000. Esté preparado para tener a mano una identificación con foto y verificación de dirección e ingresos. Las instituciones financieras que brindan mayor apoyo ofrecen educación financiera y asesoramiento crediticio gratuitos como parte del proceso de solicitud.

Las instituciones financieras que están comprometidas a servir y empoderar a la comunidad latina ofrecerán programas de extensión que incluyen seminarios y talleres sobre la comprensión de estos temas de bienestar financiero. Busque Instituciones Financieras de Desarrollo Comunitario y bancos certificados por Juntos Avanzamos y uniones de crédito. Ofrecen los recursos más personalizados y los programas innovadores para ayudar a los latinos a navegar por el sistema financiero de los EE.UU. y generar crecimiento económico. Específicamente, las instituciones de Juntos Avanzamos siempre emplean personal y líderes bilingües y culturalmente competentes, aceptan formas alternativas de identificación y tratan a todos sus miembros con respeto, independientemente de su estatus migratorio. Afortunadamente, lograr la estabilidad financiera y construir el éxito a largo plazo es más fácil hoy en día, ya que las instituciones financieras tienen como objetivo crear una comunidad latina más vibrante y financieramente segura.

ÚLTIMAS NOTICIAS