ALIANZA. Representantes de Chase y The National Cherry Blossom Festival plantando un árbol de cerezo. | FOTO: Carmen Rodríguez - ETL

Los residentes en los alrededores del Oxon Run Park, en Washington DC, tendrán más cerca el hermoso espectáculo que ocurre cada primavera cuando florecen los famosos cerezos japoneses o cherry blossom, como se los llama en inglés.

Chase Bank y The National Cherry Blossom Festival plantaron recientemente 30 cerezos en la zona recreacional del parque ubicada en Wheeler Road y Valley Avenue, en el distrito ocho de la ciudad.

“Nosotros en Chase hemos participado el Festival de los Cherry Blossom desde 2019 y es muy importante que la gente sepa que estamos aquí no solo para construir sucursales, sino también para darle a la gente lo que necesita y ayudar a las comunidades”, dijo Alfonso Guzmán, director regional para el Atlántico Medio de Chase.

El banco ha sido uno de los fieles patrocinadores del National Cherry Blossom Festival y la plantación de estos árboles se suma a las actividades del programa Blossom Kids, en el que de forma virtual debido a la pandemia, varios niños aprendieron sobre el proceso de plantar estos arbustos.

CEREZOS. Voluntarios ayudaron a plantar 30 árboles en la zona recreacional del parque en el sureste de DC. | FOTO: Carmen Rodríguez - ETL

“La época de los cherry blossom en DC es especial y nos sentimos orgullosos de acercar este espectáculo, cuando la ciudad se pinta de rosado, hasta este barrio. Muchas personas nos dijeron que cuando los árboles están floreciendo a veces se les hace difícil ir hasta el Tidal Basin en DC para verlos y por eso nos llena de orgullo saber que van a disfrutar de esto en su vecindario”, dijo Guzmán.

La plantación estuvo a cargo de voluntarios del banco y de la organización, y además es parte de las actividades para conservar la tradición local en torno a los cherry blossom que nació hace más de 100 años, cuando Japón regaló a Washington DC un poco más de tres mil árboles que fueron plantados en el National Mall.

“Con esta nueva plantación no solo ayudamos a embellecer el barrio y su parque; también, traemos un poco del espíritu del Festival Nacional de los Cherry Blossom, que empezó hace 100 años, cerca de las comunidades del distrito ocho de la ciudad”, dijo Diana Mayhew, presidenta y CEO de National Cherry Blossom Festival.

La plantación de árboles de cerezo para llevar estas plantas a todos los rincones de DC y embellecer los vecindarios, inició en 2002. Desde que se forjó la alianza con Chase Bank, estas actividades son parte del programa de colaboración y plantación que se realiza en coordinación con escuelas, organizaciones sociales y otros grupos.

Ahora, el Distrito de Columbia cuenta con más de 70 variedades de cerezos que florecen desde el National Mall hasta Capital Hill. El Arbolario de la ciudad también ayudó a desarrollar algunas de estas especies que se pueden apreciar alrededor de sus instalaciones.

En la actividad de plantación de los árboles organizada por Chase y National Cherry Blossom Festival participaron 30 voluntarios que se dedicaron a cavar y acomodar los árboles en el parque ubicado al sureste de Washington DC.

Los organizadores adelantan que los cerezos sembrados florecerán para la temporada de primavera y para el Festival de los Cherry Blossom del próximo año, que está previsto que inicie el 6 de marzo.

El National Cherry Blossom Festival es uno de los eventos más esperados por las familias locales y atrae a muchos turistas. Representa el fin del invierno y el inicio de la primavera, y sus organizadores planean decenas de actividades alrededor de los cerezos floreciendo.

Debido a la pandemia y al brote del coronavirus en todo el mundo, muchas actividades en torno a este festival se suspendieron en 2020 y también este año. 

Los organizadores del festival prevén que para 2022, muchas más personas podrán disfrutar de los cerezos, tanto en el National Mall como en el Oxon Run Park, donde fueron plantados los nuevos árboles que pondrán ese tono rosa especial al sureste de DC.

TEMPRANO. Este año los árboles de cerezo ya habían florecido el 27 de marzo cuando fue tomada esta foto. | FOTO: Matt McClain — The Washington Post

Ciudades retoman idea del festival

El Festival Nacional de los Cherry Blossom arranca con la ceremonia de apertura con la que se rinde un tributo a la amistad y la unión entre Japón y Estados Unidos. En esta ceremonia participan artistas de los dos países.

Otras ciudades como Londres empezaron a plantar cerezos para mejorar y acercar la relación de las personas con la naturaleza. La idea de los ingleses es recrear los festivales de Cherry Blossom que se realizan en Japón y en DC para que los residentes puedan disfrutar de este espectáculo de la naturaleza.

Numerosos estudios sociales y de salud mental realizados a raíz de los cambios sociales y de convivencia ocasionados por la pandemia, señalan recientemente que el contacto con la naturaleza ahora es crucial para muchas personas. 

Por eso, Londres quiere preparase para que sus habitantes puedan disfrutar de los cerezos floreciendo con la llegada de la primavera.

Alerta por florecimiento temprano

El florecimiento de los cerezos se disfruta tanto en DC como en Japón. Este año, volver a ver los árboles después de los meses más duros de la pandemia fue un alivio para muchos, pero en 2021 el espectáculo natural se adelantó a la época en la que usualmente deberían brotar las flores de cerezo, incluso en Japón.

Los científicos de Estados Unidos señalaron que esta es una señal que advierte sobre el impacto del cambio climático en la zona. Los árboles necesitan un mes completo de temperaturas de 41 grados farenheit para lograr desarrollar sus capullos correctamente.

El adelanto del florecimiento de los cerezos y la poca duración de sus flores, se debe a que las temperaturas de la primavera están volviéndose más cálidas recientemente. Según reportes, en Japón, el efecto fue de florecimiento retrasado.

La mayoría de los árboles de cerezo plantados en DC son de la variedad Yoshino, que es la misma variedad del 70% de los cerezos que hay Japón. Esta familia de cerezos es fácil de reproducir, pero es sensible a los cambios de clima y necesita de las temperaturas frescas para florecer y vivir por más tiempo.

ÚLTIMAS NOTICIAS