Este año los árboles de Navidad no escaparon de la crisis económica. La escasez de abetos Fraser, los pinos quemados de Oregón y los árboles artificiales atascados en la cadena de suministros sumado a los altos costos del transporte han perjudicado el comercio de la temporada.

La situación ha afectado a los importadores, productores, vendedores y compradores desde el Black Friday, cuando comienza la compra de árboles de Navidad. Aquí te explicamos si este diciembre habrá o no escasez y lo que dicen los expertos en el negocio.

El contexto: El suministro de árboles de Navidad naturales se verá disminuido por los picos de calor registrados durante el verano en el noroeste del Pacífico, mientras que la disponibilidad de los artificiales, principalmente provenientes de China, estará afectada por los problemas de envío y mano de obra que perjudican a muchas otras industrias, según informó la American Christmas Tree Association (Asociación Estadounidense de Árboles de Navidad. ACTA, por sus siglas en inglés).

  • En Hayfield Secondary School en Alexandria, Virginia, no habrá venta anual de árboles de Navidad debido a la escasez de buenos abetos Fraser.
  • Para National Tree Co., un importador de árboles artificiales, el tiempo de fabricación se ha duplicado desde antes de la pandemia; y la entrega desde el sur de China ha aumentado de tres a ocho semanas.
  • Cubby Steinhart, quien trabaja en el negocio, informó que el flete dentro de Estados Unidos aumentó un 25% en comparación con el año pasado y ha tenido que aumentar el salario de $13 a $16 por hora a sus empleados extranjeros con visa H-2A este 2021.
  • Steinhart cultiva 1,5 millones de árboles al año en McKenzie Farms en Oregon y Happy Holiday Christmas Trees en Carolina del Norte.

¿Por qué es importante? Jami Warner, directora ejecutiva de ACTA, predijo aumentos en los precios del 10% al 30% con respecto al año pasado, principalmente en los árboles artificiales. Recomendó a los consumidores a comprar temprano porque, de lo contrario, podrían no encontrar el árbol deseado.

  • Mientras tanto hay más optimismo de parte de Doug Hundley, portavoz de la National Christmas Tree Association (Asociación Nacional de Árboles de Navidad. NCTA, por sus siglas en inglés), organización que representa a los productores de árboles naturales.
  • Hundley prevé que los precios de los árboles naturales suban entre un 5% y un 10%, siguiendo la tendencia de los últimos años.
  • El noroeste del Pacífico es el mayor productor de árboles naturales, con cerca de 5 millones de abetos cortados anualmente, precisó Hundley, lo que representa casi el 25% del suministro nacional.
  • Hundley señaló que las existencias han bajado 10% debido al calor y la sequía del verano, por lo que la reducción de árboles disponibles podría ser de medio millón: una pequeña fracción del número total de árboles que crecen en granjas en todo el país.
  • El portavoz de la NCTA comentó que hay una razón adicional para explicar la disminución de árboles este año: durante la crisis financiera de 2008, muchos productores no tenían el capital para plantar. El crecimiento de las plantas lleva años.

¿Qué dicen? “Cuando la temperatura era de 117 grados en nuestra granja, hizo mucho daño a las plántulas”, dijo Bob Schaefer, quien cultiva medio millón de árboles al año en Noble Mountain Tree Farm en Salem, Oregón. Comentó que tendrá que replantar mucho para reemplazar las plántulas que murieron, pero que el impacto a largo plazo para los consumidores es insignificante.

  • Schaefer señaló que varía la resistencia de las especies de árboles al calor. Por ejemplo, sus abetos Noble maduros experimentaron el mayor daño por quemaduras, pero sus abetos Douglas y Nordmann no se vieron afectados.
  • “La Navidad no se cancela, todos podrán encontrar un árbol de Navidad”, aseguró Jami Warner.
  • “La crisis financiera anterior provocó que se plantaran menos, por lo que no tenemos un exceso de oferta en este momento. Es una oferta que coincide con la demanda”, añadió Hundley.

Los abetos Nobles son a menudo lo que la gente compra cuando busca un árbol muy grande. Los abetos Fraser son los árboles de Navidad más clásicos, apreciados porque tienen ramas rígidas que pueden sostener fácilmente un adorno, mientras que los abetos de Douglas tienen una forma piramidal perfecta.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.