El tour "Salswing" de Rubén Blades junto a Robert Delgado y su orquesta ha dado música y reflexiones políticas en Estados Unidos.
El tour "Salswing" de Rubén Blades junto a Robert Delgado y su orquesta ha dado música y reflexiones políticas en Estados Unidos.

Rubén Blades, conocido músico y cantante panameño, está por cerrar su gira por Estados Unidos junto con Roberto Delgado y su “Big Band”. Luego de 6 conciertos —2 pendientes en Washington DC el 3 de diciembre y en Chicago el 5— Blades se ha dedicado a difundir el talento y versatilidad musical panameña, con un repertorio que combina clásicos de su vida salsera con temas de su último álbum “Salswing!” y, por supuesto, discurso político-social reflexivo. Lo que lo caracteriza.

Mantente informado de los temas más relevantes de política, economía y salud y cómo afectan a la comunidad latina. Suscríbete aquí a nuestras newsletters.

¿Por qué es importante? Debemos recordar que Rubén Blades había anunciado su retiro de la música en 2018 —hoy admite que se apresuró en esa decisión—, pero arrepentirse de esas declaraciones hace ya tres años, no lo hacen más joven. Y es que el salsero de 73 años está en escenarios desde 1974, por lo que no estamos seguros de si esta pueda ser su última gira, por lo menos en EE.UU. Por esta amplia y diversa trayectoria social y musical, fue reconocido como Artista del Año, por la Academia de Grabación Latina.

  • La puesta en escena de Blades no solo trae sus clásicos, también lo acompaña —o él los acompaña— Roberto Delgado y su orquesta o “Big Band” compuesta por 15 músicos panameños, un punto importante para él. En entrevista para Billboard comentó como cuando se habla de bandas latinas se piensa en Puerto Rico o Venezuela, “pero rara vez en Panamá. Ahora van a tener que hablar de Panamá, y los muchachos (de la banda) se dieron cuenta de todo lo que pueden hacer.”
  • Como es característico del músico, las denuncias de corrupción, mejoras sociales y conversaciones políticas no podían faltar. Tal vez no tanto en su concierto en Boston, en el que conversó menos, pero sí en su concierto en Miami, ciudad con casi 500 mil latinos para 2019.

Contexto. Rubén Blades, Rubén Delgado y su orquesta programaron una gira por ocho ciudades de Estados Unidos del 20 de noviembre al 5 de diciembre, para promocionar el álbum que sacaron en abril de este año —y por el que ganaron el Grammy Latino a Álbum del año— “Salswinng!”.

  • Blades no se ha quedado callado cuando siente que debe decir algo, de ejemplo está su blog, y en su presentación en Miami aprovechó para hablarle al público sobre la corrupción en latinoamérica y sus dictaduras.
  • “Tenemos problemas de corrupción en toda América Latina, que no son creados ni por Estados Unidos, ni los creó Fidel (dictador cubano), ni los creó Chávez, los creamos nosotros por permitir y votar por gente corrupta”, comenta frente al público del James L. Knight Center, “pongamos de nuestra parte… Nos tienen con ese cuento de que el poder corrompe. El poder no corrompe, el poder desenmascara.”
  • También ha aprovechado su gira para promover la vacunación contra el COVID-19. En casi todos los conciertos de esta gira, ha abierto el show reflexionando sobre la importancia de la inmunización, así como un mensaje a los jóvenes: “Necesitamos más jóvenes en los gobiernos, necesitamos que participen”, exhortó en Miami. 
  • Durante la función también aprovechó para denunciar las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua, labor que ha seguido por años e incluso, mostró su apoyo y solidaridad a la disidencia cubana durante la protesta del 15 de noviembre. “Yo denuncio la dictadura en Cuba, marxista-leninista, sin ningún miedo, como lo hice desde el 92…. Lo mismo en el caso de Venezuela, sin ningún problema. Igual ahora con Nicaragua”, dijo en la presentación.

Esta gira representa el regreso de un grande en la historia de la música afro-latina y fusión hispana, con la promoción de un álbum cuyo principal propósito es derribar fronteras idiomáticas y de géneros musicales nacionalistas, al mezclar jazz, salsa y swing de manera orgánica y natural, con versiones de clásicos de la música hispana como “Paula C” y de la música anglo como “Watch What Happens” —de Frank Sinatra—, por medio de un ensamble de músicos completamente latinos e hispanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *