Dallas
SEGURIDAD. Los números son alentadores/Pixabay

El FBI está tras la huella de un grupo de ladrones conocidos como «turistas del crimen». Se trata de una banda conformada por sudamericanos, especialmente de nativos de Chile y Colombia, quienes operan en numerosos estados del país, con el DMV como uno de sus puntos, donde han protagonizado robos a domicilios de asiáticos millonarios.

La investigación de las autoridades tomó un año para conocer con detalle qué hacen y cómo operan; sin embargo, la actividad del grupo es cada vez mayor por su extensión en el país y el resto del mundo.

El dato: Solo en los suburbios de DC, la banda llegó a ejecutar una serie de robos en casas de lujo propiedad de familias asiáticas y el Medio Oriente valorados en $2 millones, según cifras del FBI en la capital de Estados Unidos. Pero esta es solo una de las áreas en las que los «turistas del crimen» hacen de las suyas.

  • Joyas y bienes valorados en miles de dólares figuran en la lista de elementos que el grupo toma con frecuencia.
  • Según el FBI, en Texas, por ejemplo, cada robo organizado por la banda es capaz de extraer entre $20 mil y $100 mil.

¿Qué dicen?: “Representan una enorme amenaza en este momento en nuestro país”, dijo Dan Heath, agente especial supervisor de la división de investigaciones criminales del FBI sobre los «turistas del crimen», quien agregó que “tienden a enhebrar la aguja para evitar el enjuiciamiento estatal y federal”.

  • Daniel Giménez, agente especial del FBI en la oficina de campo de Dallas, detalló que el grupo se conforma por personas que califican como “sujetos limpios que vivían en su mayor parte en barrios suburbanos en casas bonitas”.
  • “Tienen hijos que van a una escuela privada (…) viajan a una parte diferente del país para robarle a alguien”, agregó.

El contexto: La dinámica, según el FBI, no es distinta a lo visto antes por los agentes de seguridad. Según los informes de las autoridades, los «turistas del crimen» apuntan a casas lujosas, estudian el entorno y ejecutan su plan. A partir de ahí logran el robo.

  • El área trasera es la más afectada de cada estructura, el punto de entrada para conseguir lo esperado.
  • Joyas, dinero en efectivo y otros bienes se convierten en el centro de atención de la banda.
  • Pese a que han logrado trascender a numerosos estados, la policía ha dado con varios de ellos. En Virginia,por ejemplo, cuatro ciudadanos colombianos fueron arrestados.
  • Desde el lado de la Embajada de Chile en EEUU se coopera con las autoridades.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *