TRAGEDIA. Las aguas del Río Grande o Río Bravo son famosas por la fuerza sorpresiva de su caudal. / Pixabay

El Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración de México (INM) recuperó el cadáver de una niña venezolana en su lado del Río Grande la mañana del martes 18 de enero.


La búsqueda inició por un aviso que la Patrulla Fronteriza de EEUU le dio a las autoridades mexicanas sobre la desaparición de una niña en el cauce entre ambas naciones.


El contexto: la frontera presenta números récord de migrantes y los venezolanos son el grupo que más ha crecido en tres años. Esta población usualmente toma la ruta de Ciudad Acuña, México, para llegar a Del Río, Texas.

  • La alerta de búsqueda inició a tempranas horas de la mañana y las autoridades mexicanas consiguieron el cadáver cerca de las 10:00 a.m.
  • A la madre se le soltó la niña de sus manos por la corriente del Río Grande, relató el Sheriff Joe Frank Martínez, del condado de Val Verde, Texas, a Ali Bradley TV.
  • El cuerpo de la niña de 7 años se detuvo en la zona conocida como Granjas del Valle, en el municipio de Acuña, estado de Coahuila, México.
  • Fue identificada por la ropa que llevaba, una chamarra roja, pantalón azul de mezclilla y calcetas blancas.


Lo último: Autoridades de Servicios Periciales, del Servicio Médico Forense y de la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía del Estado de Coahuila llegaron al lugar para tomar conocimiento e iniciar las indagatorias correspondientes.

  • Por la misma zona, en horas de la mañana la policía de Texas detuvo a 17 traficantes de personas y rescataron a 6 migrantes, según Fox News.
  • Solo en el condado de Del Río, Texas, frente Ciudad Acuña, han sido detenidas más de 265 migrantes en dos días, señaló el agente fronterizo Jason Owens en su cuenta de Twitter.

Fuente principal de la noticia: Instituto Nacional de Migración México.