La administración Biden planea distribuir 400 millones de cubrebocas N95 de alta calidad para adultos de forma gratuita, en miles de farmacias y otros lugares a partir de la próxima semana, anunció este miércoles 19 de enero un funcionario de la Casa Blanca.

El contexto: Los expertos en salud pública han dicho repetidamente que el uso de cubrebocas, especialmente con materiales de calidad superior, son una herramienta esencial para controlar la propagación del coronavirus en el aire. Esto en el contexto de la variante ómicron, que es altamente transmisible y ha provocado niveles récord de infecciones y hospitalizaciones.

  • La distribución de estos tapabocas es el mayor despliegue de equipo de protección personal en la historia de Estados Unidos, afirmó el funcionario de la Casa Blanca, quien habló bajo condición de anonimato antes de un anuncio formal.
  • Los cubrebocas N95 provendrán de la Reserva Nacional Estratégica del gobierno y se entregarán en los mismos lugares donde los estadounidenses han recibido sus vacunas.
  • Los cubrebocas N95 y KN95 se conocen por filtrar la mayoría de las partículas de virus y tienen marcas para indicar que son auténticos. Ambos tipos de tapabocas deben formar un sello en la cara para funcionar correctamente.

¿Y ahora qué? Los funcionarios estadounidenses comenzarán a enviar cubrebocas N95 esta semana y estarán disponibles en farmacias y centros de salud comunitarios a finales de la próxima semana. El programa estará en pleno funcionamiento a principios de febrero.

  • Se entregarán tres cubrebocas por adulto. Además, se prevé que en un “futuro cercano habrá tapabocas adicionales de alta calidad para niños”, según el funcionario.
  • Desde el martes también se pueden solicitar pruebas caseras gratuitas de coronavirus distribuidas por el gobierno federal.

¿Por qué es importante? La noticia llega después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades brindaron su orientación más explícita hasta la fecha sobre la protección que ofrecen los cubrebocas: aquellos que se ajustan bien, como los productos N95 que están aprobados por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional, “ofrecen el más alto nivel de protección” para reducir la propagación del virus, en comparación con las cubiertas de tela.

  • Estados Unidos tiene más de 750 millones de cubrebocas N95 en reserva. A principios de la pandemia, la grave escasez de equipo de protección personal afectó a los hospitales, lo que obligó al personal del hospital a fabricar protectores faciales caseros y usar pañuelos.
  • Pero ahora existe un amplio suministro de cubrebocas de alta calidad para los trabajadores de la salud, según las autoridades. Esos tapabocas también están ampliamente disponibles en línea y en las tiendas para el público.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.