Después de dos meses de la fecha límite del gobierno federal para que sus empleados se vacunen contra el coronavirus, a fin de que puedan comenzar a regresar a la oficina, el plan del gobierno para reanudar las operaciones normales aún es confuso.

El contexto: El viernes, antes de que un juez federal en Texas emitiera una orden judicial preliminar con el objetivo de bloquear el mandato de vacunación de Joe Biden para la fuerza laboral de 2,1 millones, diversas agencias no han planeado cuándo regresar a la presencialidad.

  • Aproximadamente la mitad de la fuerza laboral todavía trabaja desde casa, casi dos años después de la crisis de salud pública.
  • El aumento de casos de covid-19 por la variante ómicron llevó a las agencias a descartar los planes de regreso a las oficinas, que estaban previstos para el inicio de este año.
  • La mayoría de los empleados federales no tienen idea de cuándo volverán a la presencialidad.

¿Por qué es importante? Aunque la gran mayoría de la fuerza laboral civil está vacunada, un punto a favor de la administración Biden, miles de empleados aún no lo están. Los trabajadores todavía hacen inspecciones, ponen a funcionar las máquinas de rayos X de seguridad en aeropuertos, protegen a los prisioneros federales, atienden a los veteranos enfermos y sirven al público de diversas maneras. Algunos de ellos cumplen con requisitos de pruebas, otros no.

  • Las agencias gubernamentales han prolongado las decisiones sobre cómo regresar completamente a la presencialidad con el covid-19.
  • Los funcionarios argumentan que todavía contemplan cómo tratarán a los empleados no vacunados, mientras mantienen seguros a los colegas vacunados y al público.
  • Entre las opciones está reorganizar los trabajos, enviar al personal desprotegido a trabajar desde casa o reconfigurar las oficinas para mantener el distanciamiento social.
  • Un programa de pruebas de coronavirus para aquellos empleados exentos del mandato de vacunación de Biden no comenzará hasta dentro de un mes, después de que un esfuerzo similar no despegó el verano pasado.

¿Y ahora qué? Algunas agencias han anunciado planes de regreso a la oficina que permitirán que una gran parte de su personal continúe con el teletrabajo algunos días a la semana.

  • Los planes podrían cambiar si la transmisión del virus es alta en ciertas áreas del país.
  • El regreso de los empleados de Vivienda y Desarrollo Urbano está programado para el 14 de marzo.
  • La Agencia de Protección Ambiental requerirá que los designados políticos y los gerentes de alto nivel comiencen a regresar a la oficina el 28 de febrero, con otra ola para el 28 de marzo.
  • La Administración del Seguro Social, bajo intensa presión durante meses por parte del Congreso y activistas para reabrir su vasta red de oficinas de campo, programó comenzar el servicio en persona en abril.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.