Foto: Jason Alden/Bloomberg News

En 2019, la secundaria Cajon High School de San Bernardino, California, comenzó a ofrecer en su pensum el programa “Amazon Logistics and Business Management Pathway”, una serie de cursos de la empresa para alumnos interesados en una carrera en logística.

La empresa donó $50.000 para proveer los materiales necesarios para el programa, que es impartido en un salón completamente decorado con los colores de Amazon y sus principios escritos en las paredes. Sin embargo, eso no es todo: un reportaje de Vice reveló que el currículum del curso incluye lecciones sobre cómo administrar sindicatos, a pesar de que el gigante del e-commerce acumula cientos de denuncias por sus prácticas antisindicales.

¿Por qué es importante?

El área de San Bernardino está marcada por la creciente presencia de Amazon. Desde 2012, Amazon ha abierto 14 centros logísticos y dos centros aéreos en el condado de San Bernardino y su condado vecino de Riverside - conocidos juntos como Inland Empire - lo que convierte a la empresa en el empleador más grande de la región.

  • Los expertos dicen que en ninguna parte del país el rápido crecimiento de Amazon ha sido más visible en los últimos años que en Inland Empire. Pero esa expansión no se ha producido sin la resistencia local a la congestión del tráfico por la empresa, la contaminación del aire y empleos de bajos salarios y no sindicalizados que han proliferado en todos los condados.
  • La expansión también ha impactado desproporcionadamente a las ya mermadas comunidades de color. Aproximadamente 80% de la población del área es negra o latina. Según un informe de 2019 del grupo de investigación Economic Roundtable, 62% de los empleados de Amazon en el área metropolitana de Los Ángeles dependen de algún tipo de asistencia gubernamental.

¿Qué enseña Amazon?

Corina Borsuk, portavoz del Distrito Escolar Unificado de San Bernardino, dijo en entrevista con Vice que una serie de profesores de institutos locales diseñaron el pensum de los cursos, mientras que Amazon solo ha fungido como “expertos de la industria” y patrocinantes de pasantías para los estudiantes que cursan el programa. Sin embargo, el contenido de las unidades se caracteriza por ser predominantemente “pro-negocios”, lo que indica que parte de la información puede estar sesgada a favor de la compañía.

  • Una de las preguntas para la clase de Gestión Empresarial y Emprendimiento plantea: “¿Por qué las fusiones y adquisiciones son importantes para el crecimiento general de una empresa?”. Otra actividad para la unidad de Motivación Laboral invita a los estudiantes a pensar en formas de motivar a los trabajadores “que no sean grandes bonos ni salarios más altos”.
  • Otra pregunta de esta unidad trata del concepto de administración científica de Frederick Taylor, una teoría desarrollada durante la revolución industrial para maximizar la productividad de los trabajadores a través del uso de cronómetros. Amazon tiene una política similar, que ha sido usada para despedir a trabajadores que no cumplen con sus estándares de productividad.
  • Aunque los cursos orientados a negocios no son atípicos en el sistema educativo americano, el profesor de economía Eric Nilsson llama la atención sobre el entorno propagandístico en el que estas lecciones toman lugar: “Me entristece que las escuelas se encuentren en esta situación, que estén dispuestas a aceptar este dinero. Y luego, en el caso de este aula en particular, se convierten en un santuario para Amazon”.

Con información de Vice