El asesor científico Eric Lander | Foto MIT Department of Biology

El asesor científico del presidente Joe Biden, Eric Lander, renunció en la noche del lunes, luego de que una investigación interna de la Casa Blanca señaló que intimidaba y humillaba a sus subordinados. Lander se disculpó por correo con sus empleados y presentó su renuncia a la oficina en una carta.

“Está claro que las cosas que dije y como las dije a veces cruzaron la línea y se volvieron irrespetuosas y degradantes, tanto para hombres como para mujeres. Esa nunca fue mi intención”, escribió el asesor científico que encabezaba la Oficina de Política Científica y Tecnológica (OSTP, en inglés). “Sin embargo, es mi culpa y mi responsabilidad. Llevaré esta lección adelante. Creo que no es posible continuar de manera efectiva en mi función, y el trabajo de esta oficina es demasiado importante como para obstaculizarlo”, agregó.

La investigación, reportada por primera vez por Político, indicó que hay “evidencia creíble de interacciones irrespetuosas con el personal por parte del Dr. Lander y el liderazgo de OSTP”, violando la política de la Casa Blanca en el entorno laboral.

Una reprimenda tibia. El presidente Biden afirmó en su Día 1 que cualquier funcionario de su administración que no respete a sus colegas sería despedido, una medida para promover un buen entorno laboral.

  • “Si alguna vez estás trabajando conmigo y escucho que tratas a otro colega con falta de respeto... habla mal con alguien, te prometo que te despediré en el acto. En el acto, sin condiciones o peros. Todo el mundo tiene derecho a ser tratado con decencia y dignidad”, dijo Biden en ese entonces.
  • Sus declaraciones fueron destacadas durante el revuelo y periodistas confrontaron a la secretaria de prensa, Jen Psaki, y cuestionaron por qué no había tenido una reprimenda mayor. Para ese entonces, se tenía conocimiento de que, luego de la investigación, Lander debía realizar reuniones de colaboración con sus subordinados y realizarían, además, sesiones de capacitación para todo el personal sobre la política del lugar de trabajo.
  • Psaki destacó que por la política de trabajo seguro y respetuoso en la Oficina Ejecutiva del Presidente fue que la Casa Blanca pudo llevar a cabo la investigación tras una denuncia.
  • “Luego de la conclusión de la investigación exhaustiva de estas acciones, los altos funcionarios de la Casa Blanca le comunicaron directamente al Dr. Lander que su comportamiento fue inapropiado y las acciones correctivas que se necesitaban, que la Casa Blanca monitoreará para su cumplimiento en el futuro”, explicó Psaki, quien destacó las disculpas que envió a su personal, un mensaje que algunos consideraron insuficiente dado el comportamiento de Lander.
  • Añadió: “Obviamente, su comportamiento fue inapropiado y era necesario tomar medidas correctivas, y eso se transmitió claramente a través de este proceso. Y tendrá que rendir cuentas por cumplir con eso”.

Con información de The Washington Post