Legislatura de Vermont en Montpelier | Foto Adam Fagen

Legisladores de Vermont avanzan en una enmienda constitucional estatal que garantizaría derechos reproductivos, sobre todo el derecho al aborto, llamada Proposición 5, la primera enmienda de su tipo en Estados Unidos.

Hoy, la Cámara de Representantes estatal, de mayoría demócrata, votó a favor 107-41, luego de que el Senado la aprobara el año pasado. El siguiente paso se realizará en noviembre, cuando se les preguntará a los habitantes de Vermont, al noreste de Estados Unidos,  si están a favor de esta propuesta en las elecciones generales. Una encuesta de Pew Research Center señala que 70% de los adultos en Vermont consideran que el aborto debería ser legal en todos o casi todos los casos.

“Ya no podemos depender de los tribunales federales para defender las protecciones de los derechos reproductivos fundamentales basados ​​en la constitución federal”, dijo la representante demócrata Ann Pugh, en una declaración recogida por el Post.

Vermont destaca como uno de los estados conocidos por sus políticas liberales e ideas progresistas. En las elecciones de 2020, 66% de los electores votaron por el presidente Joe Biden. 

¿Por qué es importante? La medida busca garantizar los derechos reproductivos, cuando uno de ellos, el derecho al aborto tiene un futuro incierto. Por un lado, legislaturas están preparadas para restringir el derecho al aborto o incluso prohibirlo por completo, y por otro, estados refuerzan sus protecciones.

El movimiento en los estados se debe a las tensiones que enfrenta el precedente legal Roe v Wade, que permitió el aborto hasta la semana 24 en todo el país y que está siendo considerada en la Corte Suprema en el caso Dobbs v. Jackson Women's Health Organization, que trata la ley de aborto de Missisippi que prohíbe los abortos hasta la semana 15. Las opiniones sobre este caso se prevén que se conozcan entre junio y julio, cuando finalice el período de la Corte.

¿Qué es la Proposición 5? La medida, también llamada Enmienda de Libertad Reproductiva, pretende consagrar y proteger en la Constitución del estado de Vermont los derechos reproductivos.

La Proposición 5 garantizaría a todos los habitantes el derecho a quedar embarazadas y llevar un embarazo a término, elegir o rechazar la esterilización, elegir o rechazar la anticoncepción y optar por el aborto.

El texto plantea agregar a la Constitución que “el derecho de un individuo a la autonomía reproductiva personal es fundamental para la libertad y la dignidad de determinar el curso de su propia vida y no debe negarse ni infringirse a menos que esté justificado por un interés estatal apremiante logrado por los medios menos restrictivos”. 

Un precedente para otros. El director ejecutivo de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) de Vermont, James Lyall, calificó la votación como un “hito histórico”.

“Con el destino de Roe pendiendo de un hilo, las protecciones a nivel estatal son vitales para salvaguardar el acceso de las personas a la atención de la salud reproductiva. Este año, Vermont puede dar un ejemplo de lo que es posible al declarar que la autonomía reproductiva es un derecho constitucional y fundamental para todos”, dijo en un comunicado.

La vicepresidenta de Asuntos Públicos de Planned Parenthood Vermont Action Fund, Lucy Leriche, hizo énfasis en la trascendencia que tendrá la medida. “La Enmienda de Libertad Reproductiva es importante porque protegería el derecho de todos los habitantes de Vermont a tomar sus propias decisiones reproductivas, como si convertirse en padres y cuándo, usar métodos anticonceptivos temporales o permanentes o buscar servicios de aborto. Es fundamental que nos aseguremos de que los derechos en los que confiamos hoy no cambien mañana”.

Añadió: “Si tenemos éxito, será un logro revolucionario. Vermont se convertirá en el primer estado de la nación en proteger explícitamente los derechos reproductivos en su constitución y allanará el camino para que otros estados hagan lo mismo”.

Con información de The Washington Post y Associated Press