Convoy de la Libertad
EFE/ Andre Pichette

Un segundo paso fronterizo entre Estados Unidos y Canadá fue cerrado por los manifestantes del denominado “Convoy de la Libertad”, quienes protestan debido a las restricciones impuestas por el COVID-19 que obliga a los camioneros transfronterizos a vacunarse. 

¿Qué fue lo que pasó? Los manifestantes del "Convoy de la Libertad" cerraron los dos carriles en dirección norte y sur del paso fronterizo de Coutts, que une la provincia canadiense de Alberta con Montana, según informó el martes la Real Policía Montada de Canadá (RCPM).

  • El bloqueo se produjo al mismo tiempo que el puente Ambassador, el paso internacional más transitado de Norteamérica, que une Windsor (Ontario) con Detroit, se cerró temporalmente el mismo día para los pasajeros y el tráfico comercial. 
  • Las protestas comenzaron a finales de enero y se han convertido en un movimiento más amplio incluso con alcances mundiales. 
  • Miles de camioneros y sus partidarios han atascado carreteras clave, donde algunos manifestantes pintarrajearon monumentos nacionales y ondearon banderas con esvásticas mientras pedían la dimisión de Trudeau.
  • Las manifestaciones se volvieron violentas en un momento dado la semana pasada, cuando los manifestantes intentaron atropellar a los agentes de la RCMP con un coche, dijo Kenney durante una conferencia de prensa.
  • La policía canadiense reprimió las protestas el pasado 7 de febrero y adelantó que habían tomado las medidas para finalizarlas. 

¿Por qué nos importa? En la capital de Ottawa, el alcalde declaró estado de emergencia y se han registrado 23 detenciones por cargos como resistencia y huida de la policía y otras "travesuras" relacionadas con el transporte de gas. 

  • Se han iniciado unas 80 investigaciones penales por la participación de personas en las protestas "Convoy de la Libertad".
  • Los agentes han puesto más de 1 mil 300 multas desde que empezaron las manifestaciones, según informó el martes la policía de la zona, entre otras cosas por fuegos artificiales, ruido excesivo, falta de seguro e infracción de semáforos en rojo.
  • La obstrucción de los pasos fronterizos —que se consideran infraestructuras críticas— ha provocado una importante reacción de la policía canadiense y de funcionarios de todos los partidos políticos.
  • Se calcula que entre 150 y 200 vehículos y unas 200 personas participaron en el bloqueo del puente Ambassador, de 1,6 millas.

Esto también se dijo. El primer ministro de Alberta, Jason Kenney, líder del Partido Conservador Unido, de tendencia derechista, se ha mostrado crítico con las órdenes de vacunación, pero ha subrayado la importancia económica de mantener despejado el paso de Coutts, ya que es el principal puerto para las exportaciones de miles de millones de dólares que pasan de Alberta a Estados Unidos.

  • La ministra de Justicia en funciones de Alberta, Sonya Savage, dijo que el bloqueo en el cruce de Coutts era "ilegal", según un comunicado de su oficina, y que los participantes podrían enfrentarse a cargos penales. 
  • "Tienen que reconocer que esta protesta ya no es pacífica y causa dificultades a miles de albertinos respetuosos con la ley", añadió Savage.
  • Trudeau condenó el lunes a quienes intentan "bloquear nuestra economía, nuestra democracia" y dijo a los manifestantes que "se vayan a casa".
  • En Ottawa, el subjefe de policía Steve Bell dijo a los periodistas: "Nuestro mensaje a los manifestantes sigue siendo el mismo: no vengan. Si lo hacen, habrá consecuencias".

Todavía no acaba. Estos bloqueos podrían provocar el cierre temporal de plantas y despidos si las empresas no pueden transportar sus productos, incluso si las interrupciones duran solo uno o dos días, dicen los expertos. 

  • Cada día $300 millones en piezas de automóviles y camiones, productos agrícolas, acero y otras materias primas fluyen a través del puente Ambassador, dijo Flavio Volpe, presidente de la Asociación de Fabricantes de Piezas de Automóviles de Toronto, a The Washington Post. 
  • El puente también conecta a familias, amigos y trabajadores esenciales, como las enfermeras canadienses que trabajan en los hospitales del área de Detroit.
  • Si bien los manifestantes antigubernamentales han bloqueado el cruce de Coutts de forma intermitente en los últimos días, el último bloqueo se produjo cuando las autoridades de Alberta anunciaron planes para revertir algunas de las normas de la provincia sobre el coronavirus.
  • A partir del miércoles, las empresas no tendrán que pedir una tarjeta vacunación o un resultado negativo de la prueba del coronavirus. Las reuniones de menos de 500 personas se permitirán sin restricciones. 
  • A partir de la próxima semana, los estudiantes ya no tendrán que llevar cubrebocas en las escuelas.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post