Exvicepresidente Mike Pence hablando en un evento en la Universidad Standford el 17 de febrero de 2022 | Foto Stanford News/ Andrew Brodhead

La resolución de censura del Comité Nacional Republicano (RNC, en inglés) contra dos miembros del GOP mostró las divisiones dentro del partido, un asunto que el exvicepresidente Mike Pence intentó suavizar ayer durante un evento de la Universidad de Stanford llamado “How to Save America from the Woke Left”. Para él, la parte que señalaba “ciudadanos que participaron en un discurso político legítimo”, en referencia al asalto al capitolio del 6 de enero de 2021, ha sido malinterpretada en la resolución.

Pence no considera que se refiera a “personas que cometieron actos de violencia contra personas o propiedades ese día”, sino a “una amplia gama de personas que han sido atacadas” por el comité de la Cámara que investiga el asalto al Capitolio. También mantuvo su afirmación que el 6 de enero “fue un día trágico”.

La resolución ha recibido críticas tanto de demócratas como de los mismos republicanos. Unos que condenan la referencia al 6 de enero como “discurso político legítimo” y otros que cuestionan si el trabajo del Comité Nacional Republicano es perseguir a los miembros que tienen posiciones distintas al resto, como es el caso de Liz Cheney y Adam Kinzinger que son miembros del Comité y no respaldan las afirmaciones de Trump. De hecho, fueron dos de los nueve republicanos que votaron a favor del segundo impeachment al expresidente.

Control de daños. El Comité Nacional Republicano dijo que no estaba apoyando a los insurrectos y Pence se hizo eco de esa declaración.

“Simplemente no conozco a muchas personas en todo el país, incluidos mis amigos en el RNC, el presidente del Comité Nacional Republicano, que tienen una opinión diferente a la de ese día trágico, que las personas que saquearon el Capitolio estaban equivocadas y debe rendir cuentas ante la ley”, dijo Pence en el evento, recogió el Post.

“Y creo que hicieron una declaración muy clara, después del hecho, que decía: 'Estábamos hablando sobre lo que está sucediendo en Washington hoy, con el comité del 6 de enero'... y les creo. Son buenas personas, y creo que eso es lo que querían decir”, agregó.

Sus declaraciones son la segunda aparición pública de Pence durante este año. La primera la realizó en un evento en Florida en la que señaló que Trump estaba equivocado y que él como vicepresidente no tenía la facultad para anular los resultados electorales.

“La Constitución fue bastante clara en ese trágico día de enero”, dijo Pence en respuesta a la pregunta de un estudiante. “Sabía cuál era mi deber. Y mantuve mi juramento, aunque me doliera. E hicimos avanzar a la nación. Y no sé si el presidente y yo alguna vez estaremos de acuerdo en eso. Realmente no lo hago”.

Con información de The Washington Post