Estos trabajadores han estado invirtiendo durante casi tres décadas, tomando cada dólar ofrecido por sus empleadores para igualar las contribuciones al plan de jubilación.

En su análisis de jubilación trimestral, Fidelity Investments, una multinacional proveedora de servicios financieros y administradora de planes de retiro, informó que su número de millonarios IRA (cuenta de jubilación individual) y 401(k) (el plan de jubilación más común proveído por empleadores) alcanzó un máximo histórico. Asimismo, la cantidad de millonarios que invierten en el Thrift Savings Plan (TSP), la versión del gobierno federal de un 401(k), también aumentó significativamente, reseñó The Washington Post. 

¿Por qué es importante? Lo que esto indica es que incluso, en medio de la incertidumbre económica, las personas siguen enfocadas en sus objetivos de ahorro para la jubilación, dijo Jason Jagatic, jefe de liderazgo intelectual de Fidelity.

  • Muchos son trabajadores del gobierno, funcionarios públicos, educadores, miembros del servicio militar (o militares retirados) o gerentes. Muchos de ellos nunca ganaron salarios de seis cifras.
  • Estos trabajadores han estado invirtiendo durante casi tres décadas, tomando cada dólar ofrecido por sus empleadores para igualar las contribuciones al plan de jubilación. Tampoco retiran sus ahorros para la jubilación cuando cambian de trabajo.

Las cifras: Fidelity informó que el número de millonarios con planes 401(k) en el cuarto trimestre de 2021 aumentó un 32%, con unos 442 mil, en comparación a los 334mil del año anterior. El número de millonarios de IRA aumentó un 30%, de 288.300 a 376.100, para el mismo período de tiempo.

  • El saldo promedio de los trabajadores con plan 401(k) aumentó a un récord de $130,700 en el cuarto trimestre, un 4% más que el trimestre anterior y un 8% más que hace un año.
  • El saldo promedio de IRA se redujo levemente a $135,600 para el cuarto trimestre en comparación con el tercer trimestre. Pero los saldos de IRA aumentaron un 6% desde el cuarto trimestre de 2020.
  • Por su parte, trabajadores de la Generación Z, es decir, nacidos entre 1997 y 2012, aumentaron sus contribuciones a la jubilación. El 53% aumentó su tasa de contribución el año pasado. Invertir temprano y dejar que la acumulación surta efecto es clave para ellos, señala Fidelity. 
  • Incluso cuando la economía estaba luchando para hacer frente a las recesiones relacionadas con el covid, los empleadores siguieron ofreciendo a los trabajadores aportes equivalentes a sus planes de jubilación. La contribución promedio del empleador el año pasado llegó a $4,080, según Fidelity.

Sí, pero… El Washington Post señala que, aún así, las buenas noticias de Fidelity deben ponderarse con otros datos que muestran una situación diferente para las personas que no se benefician del mercado de valores y los planes patrocinados por el empleador.

  • Muchos se están quedando atrás en la acumulación de riqueza que pudiese llevarlos hasta la jubilación. Si no se ponen al día, es más probable que se queden viviendo completamente del Seguro Social, que ya tiene sus propios problemas de solvencia.
  • Solo un poco más de la mitad (50.5%) de todas las familias estadounidenses tienen cuentas de jubilación, según datos de la Reserva Federal de 2019, los más recientes disponibles. Solo el 34,9% de las familias afroamericanas y el 25,5% de las familias hispanas tienen este tipo de cuentas, en comparación con el 57,2% de las familias blancas.
  • Según una encuesta de Pew Charitable Trusts, una organización no gubernamental global que busca mejorar las políticas públicas, informar al público y estimular la vida cívica, millones de trabajadores sin planes de ahorro para la jubilación luchan por ahorrar para esta o enfrentan la perspectiva de no poder jubilarse en absoluto.

Las esperanzas: Aunque el número de millonarios con planes 401(k) que administra Fidelity es un porcentaje relativamente pequeño (2% de 20,4 millones de cuentas), el crecimiento sigue siendo asombroso. Al 31 de diciembre, de 12,3 millones de cuentas IRA, el 3% de los inversores tenía $1 millón o más.

  • Pero como muestran los datos de Fidelity, un “aburrido” plan de retiro ha funcionado para enriquecer a una ola de trabajadores de una manera mucho menos riesgosa.

Con información de: The Washington Post.