El conflicto Rusia y Ucrania: ¿Qué es la guerra híbrida?
EFE/EPA/CLAUDIO PERI

El estallido de una guerra ha generado el repudio general de Occidente hacia un Vladimir Putin que avanza hacia Kiev mientras ataca desde diferentes flancos: Al este con su propio ejército y la ayuda de los rebeldes separatistas prorrusos, desde el sur con Bielorrusia —aunque el gobierno de ese país lo niega— y vía internet. Todos estos elementos constituyen parte de la guerra entre Ucrania y Rusia.

Este miércoles numerosos sitios web de bancos y del gobierno de Ucrania quedaron fuera de servicio debido a un ataque cibernético que se atribuyó a las fuerzas rusas. Los mismos sitios también fueron atacados el 13 y el 14 de febrero, en una acción que Estados Unidos y Gran Bretaña atribuyeron al servicio de seguridad ruso GRU. 

Los usuarios de las redes sociales posicionaron una etiqueta a través de Twitter en la que se hablaba de que el enfrentamiento entre Ucrania y Rusia era el inicio de la III Guerra Mundial. 

En El Tiempo Latino conversamos con el internacionalista y experto en Seguridad Internacional, César Sabas, sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania quien nos explicó ¿cómo sería una guerra actual? ¿Y por qué este conflicto será muy distinto?

Los espacios para la lucha

Al pensar en la guerra muchas personas recuerdan las películas como Salvando al soldado Ryan, Dunkerque o Bastardos sin gloria, todas basadas en el conflicto a escala mundial más complejo (la Segunda Guerra Mundial o WWII) que existió en la historia de la humanidad. 

Sabas le comentó a El Tiempo Latino que en pleno siglo XXI una de las diferencias sustanciales entre la WWII y un conflicto similar ahora radica también en los espacios que se pelean. En la WWII solo se luchaba en tres espacios de la guerra : tierra, aire y mar. Hoy en día son cinco los ámbitos de conflicto: tierra, aire, mar, ciberespacio y espacio exterior.

“Los rusos han desarrollado un sistema de guerra electrónica muy poderoso y no sabemos de cuántos medios disponen para interrumpir la coordinación electrónica de un ejército occidental”, afirmó Sabas. El detalle es que una vez que la conexión falle, ese ejército queda desarticulado por completo.

Según el internacionalista, Rusia es un país que se especializa en desarrollar guerras híbridas. “Este tipo de estrategia combina la desinformación, la guerra psicológica, los sabotajes internos y una especie de ambigüedad en el campo de batalla”, añadió.

Este tipo de ataque está dirigido a dañar a la población. Por ejemplo, dejar sin servicio eléctrico a una ciudad o generar matrices de opinión que hagan ver a Ucrania como un Estado fallido para que su presidente sea depuesto. 

“La desinformación es parte fundamental de la guerra híbrida rusa. Habrá muchas fake news. La idea es que todos lleguen a la conclusión de que no deben creer en nada”, concluyó Sabas. 

El internacionalista dijo que las acciones de Bielorrusia —que ha negado que apoye a los rusos con su ejército— son muy importantes en especial debido a su cercanía con la capital, Kiev.  

¿Cuáles ataques rusos serán más comunes que veamos?

Rusia tomará los puntos claves del gobierno ucraniano. Sus ciudades principales y áreas estratégicas, como represas, aeropuertos y centrales eléctricas. La idea es forzar al gobierno ucraniano a claudicar rápidamente, afirmó Sabas.

El especialista plantea un segundo escenario en el que los rusos más que buscar crear el caos operen para buscar el colapso total del gobierno y de sus fuerzas armadas, para desarticular el poder y procurar un avance rápido e imparable hacia Kiev. 

Sabas pone en duda la capacidad que tienen los ucranianos de resistir los ataques rusos debido a que el armamento fundamental del ejército ucraniano es producido en ese país, así que el enemigo podría desactivarlo fácilmente.

“Toda la infraestructura militar ucraniana fue construida por los rusos, hasta su puerto Principal, Odessa, fue fundado por Rusia. Los rusos conocen hasta donde están los escondites. Saben bien donde golpear para desarticular cualquier resistencia”, sentenció. 

¿Los rusos pueden atacar ciudades de Estados Unidos?

Recientemente el Parlamento ruso le concedió a Putin el poder para usar a la Fuerza Armada fuera de su territorio. Esta decisión dejó a muchos con la incógnita cuáles serían los objetivos militares de Putin y sobre todo si usaría las armas nucleares. 

En la actualidad las armas nucleares, ámbito en el que Rusia es una potencia, se diferencian entre las estratégicas y las tácticas. Las armas estratégicas son aquellas de largo alcance destinadas a destruir locaciones enteras como ciudades. Mientras que las tácticas están dirigidas a ataques focalizados y a arrasar unidades militares, su poder se disipa rápidamente y no contamina. 

Rusia cuenta con unas 4 mil armas nucleares de las cuales solo puede usar 700, contabilizó Sabas. Sin embargo, estas nunca se han usado y es posible que tampoco lo hagan. “Desde la Guerra Fría se llegó a la conclusión de que los soviéticos podrían utilizar las armas nucleares y por eso se buscó la distensión del conflicto”, enumeró Sabas.. 

¿Estados Unidos atacará a Rusia para ayudar a Ucrania?

Estados Unidos desplegó tropas en Rumania, Polonia y Alemania a inicios de este mes e impuso sanciones esta semana al régimen de Vladimir Putin. Pero solo 26% de los estadounidenses considera que deben tener un papel importante en el conflicto, según una nueva encuesta de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research. 

El presidente Biden está al tanto que defender militarmente a Ucrania o desplegar su ejército dentro de ese país podría ser considerado por Rusia (y por Putin) como una invasión a su territorio. “Ni la OTAN salvará a Ucrania, ni Rusia invadirá a un miembro de esa alianza. Si la OTAN se mete en Ucrania, China aprovechará e invadirá Taiwán enseguida”, subrayó Sabas. 

Los próximos pasos de la OTAN y sus aliados podrían ser una escalada de sanciones en el plano económico y diplomático; pero no militar debido a la amenaza de Putin de responder a cualquiera que intervenga. 

Además Sabas enfatizó que para Estados Unidos una guerra con Rusia sería muchísimo más costosa e implicaría movilizar una serie de recursos muy superiores a los que se desplegaron durante las guerras de Afganistán o Irak. 

¿Qué busca Putin con la guerra? 

La guerra híbrida de Putin hacia Ucrania busca que las regiones separatistas, Donetsk y Lugansk, vuelvan a formar parte de Ucrania, pero bajo un régimen constitucional que sea controlado por Rusia. 

Es en ese escenario donde el apoyo del Kremlin a las fuerzas prorrusas toman importancia. Putin apuesta a que esos rebeldes sean los que ocupen el gobierno de Ucrania una vez depongan a Zelensky. 

Sigue aquí las actualizaciones sobre la situación en Ucrania.