Foto: EFE

La administración de Joe Biden se ha visto marcada por crisis globales, comenzando por la pandemia y pasando por la muy criticada retirada militar de Afganistán, que terminó con los talibanes retomando el control del país. La invasión rusa a Ucrania es el reto más reciente para el presidente estadounidense.

Del manejo de esta crisis depende si Biden logra recuperar su popularidad o si, al contrario, agrega esta experiencia a su mala racha en política internacional, a pesar de que fue uno de los puntos de los que más publicitó durante la campaña: su experticia en negociación. 

Christopher Cadelago, analista de Politico, desmenuzó cómo se ve el conflicto ucraniano desde dentro de las fronteras estadounidenses, y cuáles son los puntos políticos que la Casa Blanca podría aprovechar para impulsar su imagen doméstica.

Hay espacio para maniobrar 

Dentro de la Casa Blanca y entre los aliados políticos externos cercanos, existe la sensación de que Biden, a diferencia de Afganistán, tiene cierto espacio político para maniobrar. Los demócratas se han sentido alentados por la aclamación bipartidista de las acciones de Biden, incluyendo por parte del líder del GOP en el Senado, Mitch McConnell, y el senador republicano Ted Cruz.

  • “Obviamente, todavía hay mucho por resolver en términos de cómo se desarrolla la situación, pero el presidente Biden ha demostrado un liderazgo fuerte y constante al enfrentarse a (Vladimir) Putin, y ha dado la impresión de estar muy al mando de la situación”, dijo. Geoff Garin, un encuestador demócrata.
  • “El espacio real de Biden para maniobrar en Ucrania y su respuesta política en realidad no ha sido tan efectivamente restringido”, dijo Brian Katulis, experto en política exterior y coeditor del Liberal Patriot.
  • “Observo lo que ha hecho en las últimas dos o tres semanas, y es difícil señalar algo práctico en lo que los republicanos que intentan limitar a Biden o los demócratas que tienen una opinión diferente hayan tenido un impacto”, agregó.

¿El GOP con o contra Putin?

Los asesores y aliados de Biden también reconocen que, en contraste con la unidad en las críticas sobre el fin de la guerra afgana, los republicanos están muy divididos entre facciones moderadas y pro-trump sobre cómo abordar el conflicto en Ucrania y qué tan duro sancionar al presidente ruso.

  • Aunque muchos republicanos se han mantenido implacables en sus críticas a Biden - a menudo argumentando que su manejo de Afganistán y la falta de un régimen de sanciones contra Rusia ayudaron a causar la crisis - sus divisiones sobre qué hacer ahora han desviado parte del enfoque de la Casa Blanca.
  • El expresidente Donald Trump recientemente alabó a Putin, tildándolo de “genio” por ordenar la toma militar de los territorios de Donetsk y Lugansk. El presentador de Fox News, Tucker Carlson, ha minimizado el conflicto, preguntando por qué a los estadounidenses no les debería gustar Putin, y por qué adoptar una postura adversaria hacia él.
  • No obstante, la línea de pensamiento que representan Trump y Carlson ha sido adoptada por varios republicanos electos o los que se postulan para un cargo. Estas personas sirven como contraste para los demócratas ansiosos por unir al país detrás del presidente en tiempos turbulentos.

De la puerta para afuera

Los funcionarios de la administración Biden han estado impulsando la idea de que la invasión de Rusia a Ucrania finalmente resultará contraproducente para Putin y los oligarcas. De acuerdo a la exsecretaria de Estado Madeleine Albright, el líder ruso ha dejado a “su país diplomáticamente aislado, económicamente lisiado y estratégicamente vulnerable frente a una alianza occidental más fuerte y unida”.

  • Biden ha enfatizado repetidamente que las tropas estadounidenses no serán enviadas a Ucrania para luchar en la guerra naciente. La respuesta de EE UU, en cambio, vendrá por medios diplomáticos y económicos.
  • ¿En dónde puede fallar esa estrategia?: Donde las divisiones políticas más amplias y del Congreso podrían dañar a Biden, argumenta Katulis, es al no mostrar unidad en el escenario mundial en un momento crítico. Adversarios como Rusia buscarán explotar aún más esas divisiones.
  • Charles Kupchan, director senior de asuntos europeos en el Consejo de Seguridad Nacional bajo el expresidente Barack Obama y ahora miembro sénior del Consejo de Relaciones Exteriores, no considera que Biden sea juzgado por no evitar la invasión rusa “porque no está en su poder hacerlo”. Todo depende de cómo se maneje de ahora en adelante.

Con información de Politico