Joven tosiendo
Foto: Freepik

Cuida de ti
y de los tuyos

Con el newsletter semanal SALUD, mantente al día con lo último del COVID-19 y otras noticias y tips de salud.

Dirección(Obligatorio)
Al suscribirse, acepta recibir boletines informativos por correo electrónico o actualizaciones de El Tiempo Latino y acepta nuestra política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento y puede contactarnos aquí.

Mientras los reguladores federales continúan investigando la vacuna COVID-19 en niños menores de 5 años, un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ha identificado casos de una afección hiperinflamatoria potencialmente peligrosa pero bastante rara en adolescentes vacunados.

¿Qué hicieron? Los investigadores de la agencia estudiaron casos de síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C, por sus siglas en inglés), una reacción inmunitaria exagerada asociada con la infección por COVID-19, en jóvenes vacunados de 12 a 20 años desde el 14 de diciembre de 2020 hasta el 31 de agosto de 2021.

Encontraron 21 informes de MIS-C en quienes recibieron al menos una dosis de la vacuna COVID-19, según el estudio publicado el martes en The Lancet Child & Adolescent Health. Seis no mostraron evidencia de infección previa por coronavirus, y todos en el estudio recibieron la vacuna Pfizer-BioNTech.

No te asustes. Si bien el informe puede parecer preocupante al principio, los expertos dicen que una inmersión más profunda en los datos resalta la importancia de la vacunación en niños y adolescentes, ya que la mayoría de los casos fueron en aquellos que no se consideraban completamente vacunados. El estudio también muestra que los jóvenes no vacunados aún tienen más probabilidades de desarrollar MIS-C en comparación con los que están vacunados.

  • Según las pautas de los CDC, se considera que las personas están completamente vacunadas dos semanas después de recibir la segunda dosis.

“A primera vista, parece hacer que demos un paso atrás y digamos: 'Espera un minuto, ¿estas vacunas contribuyen a MIS-C?'”, dijo el patólogo en jefe y codirector del centro de comando COVID-19 en el Texas Children's Hospital, Dr. Jim Versalovic. “Hace lo contrario para mí. Enfatiza el punto de la vacunación”.

Uno en un millón. Los investigadores de los CDC determinaron que desarrollar MIS-C después de la vacunación es extremadamente raro, lo que sugiere que solo ocurre un caso por millón de personas vacunadas en este grupo de edad. Es aún más raro que una persona vacunada desarrolle MIS-C sin evidencia de laboratorio de infección previa por COVID-19, alrededor de 0,3 casos por millón.

  • Estimaciones anteriores sugirieron que MIS-C ocurre en alrededor de 200 casos por millón de jóvenes no vacunados, dijeron los CDC.

"Incluso si existe un riesgo cuestionable (con la vacunación contra el COVID), sigue siendo un riesgo mucho menor que no recibir la vacuna y contraer la enfermedad", dijo la experta en enfermedades infecciosas del Nationwide Children's Hospital y profesora de pediatría en la Universidad Estatal de Ohio, Dra. Guliz Erdem.

Al final, gana la vacuna. Los expertos dicen que el estudio refuerza la relación riesgo-beneficio a favor de la vacunación contra la COVID-19. Con solo el 57% de los niños de 12 a 17 años completamente vacunados, según datos de los CDC, instan a los padres a que vacunen a sus hijos para protegerlos contra los peores resultados de la COVID-19, incluido el MIS-C.

“Está claro que los niños que solo están parcialmente vacunados siguen siendo susceptibles a MIS-C”, dijo el Dr. Versalovic. “Tenemos que vacunar a los niños que son elegibles ahora lo antes posible”.

Fuente principal de la noticia: USA Today