El director ejecutivo de Circle, Jeremy Allaire, habla durante una audiencia del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes el 8 de diciembre de 2021. / Jabin Botsford/The Washington Post.

Mientras los funcionarios de la Reserva Federal ( FED ) evalúan la conveniencia de lanzar una versión digital del dólar, en el proceso están involucrados exempleados de una empresa de banca electrónica con una participación directa, señaló un nuevo informe basado en registros públicos.

¿De qué estamos hablando? Al menos cinco empleados de Circle - una empresa tecnológica con una plataforma de pagos-  han dejado la empresa en los últimos tres años para trabajar en el Banco de la FED de Boston, mientras investigan cómo podría funcionar un dólar digital estadounidense.

  • El proyecto podría tener profundas implicaciones para el futuro del dinero y para el modelo comercial de Circle.
  •  Una nueva forma de efectivo electrónico acuñada por la FED podría “afectar directa y negativamente la demanda” de la versión privada de Circle, dijo la compañía en una presentación federal el año pasado.
  • Circle ha logrado volver tokens a los dólares y son llamados USD Coin.
  • La migración de los empleados de Circle a la Reserva Federal está documentada en un estudio realizado por Tech Transparency Project, una organización sin fines de lucro, que analiza los vínculos entre la criptoindustria y el gobierno.

¿Por qué es relevante? El informe muestra el veloz surgimiento de una "puerta giratoria" -el rápido paso desde el sector privado al público y viceversa- entre una industria emergente de las criptomonedas y los formuladores de políticas que se apresuran a desarrollar nuevas regulaciones.

  • En la mayoría de los casos, según el informe, la industria está trabajando a fondo dentro en las filas de los reguladores, legisladores y altos funcionarios;  para nuevas contrataciones.

Los números hablan por sí solos.  Al menos 235 exfuncionarios del Congreso, la Reserva Federal y otras agencias han sido contratados como asesores, directores, abogados, cabilderos, inversores o ejecutivos de decenas de criptoempresas y grupos comerciales.

  • La industria gastó $7.1 millones en cabildeo en 2021. Para la segunda mitad del año ya eran $5 millones de esa suma, según un análisis del Center for Responsive Politics.
  • Ese fue un salto dramático de los $2 millones que el sector gastó el año 2020, quizás debido a temores regulatorios.

Sin filtro."Estos funcionarios no solo están tratando de influir en el proceso (de creación de una moneda), en realidad están escribiendo las reglas fundamentales para una industria que muchas personas no entienden", dijo la directora del Proyecto de Transparencia Tecnológica, Katie Paul, sobre aquellos que han dejado el gobierno por trabajos con las criptomonedas.

  • "Hemos trabajado en la puerta giratoria antes, pero la velocidad de lo que están haciendo las criptomonedas en relación con otras industrias no se parece a nada que hayamos visto", afirmó Paul.

¿Y ahora qué?  El Departamento de Justicia dijo que agregará una docena de fiscales a un nuevo grupo centrado en delitos relacionados con las criptomonedas.

  • El Departamento del Tesoro continúa su presión por una supervisión más estricta de las nuevas monedas.
  • La Casa Blanca está tratando de poner algo de orden en el enfoque fragmentado de los reguladores federales. Se espera un memorando sobre el tema.  

Fuente principal de la noticia:  The Washington Post.