Un hombre limpia los escombros de un edificio dañado por los bombardeos en Kyiv (Kiev), Ucrania, el 14 de marzo de 2022 | Foto EFE/EPA/MIGUEL A. LOPES

La invasión de Rusia a Ucrania entra en su tercera semana y los republicanos y demócratas tienen un punto en común: Biden debería aumentar el apoyo militar que le ofrece al país liderado por Volodímir Zelenski, incluyendo aviones de combate.

58 legisladores que pertenecen al Caucus bipartidista de solucionadores de problemas exigieron al presidente Biden que tome medidas adicionales para proporcionar defensa a Ucrania. “A pesar de la heroica y hábil resistencia de las fuerzas ucranianas, Rusia actualmente conserva la superioridad aérea sobre Ucrania. La ventaja de Rusia en este dominio pronto podría convertirse en dominio aéreo si los ucranianos no reciben la ayuda militar necesaria”, dijeron en un comunicado el domingo.

En concreto mencionan que Estados Unidos debe ayudar a suministrar sistemas de defensa aérea más completos e involucrarse en la transferencia de misiles tierra-aire S-300 a Ucrania por parte de los aliados de la OTAN. También pidieron que acepten los aviones que ofreció Polonia la semana pasada, así como reabastecer las flotas de nuestros aliados con aviones de fabricación estadounidense y evaluar estrategias para proporcionar más capacidad de drones a los ucranianos.

Tanto republicanos como demócratas instan a Biden a aumentar la presión, luego de que Estados Unidos rechazara los aviones cazas MIG-29 que ofreció Polonia la semana pasada para ser trasladados a una base estadounidense en Alemania y luego poder ser utilizados por Ucrania. Sin embargo, el Pentágono explicó que el hecho de sobrevolar aviones que pertenecen a la OTAN en un espacio aéreo en disputa plantea serias dudas e inquietudes y podría generar una escalada.

El jueves, en una carta, ya 42 senadores republicanos le pidieron a Biden que aceptara estos aviones para evitar que Rusia tome ventaja en el conflicto “por no proporcionar a los ucranianos el armamento, las municiones, el equipo de comunicaciones y los suministros médicos necesarios”.

El asesor de seguridad nacional Jake Sullivan dijo el domingo que Biden había consultado con aliados de la OTAN y asesores militares y “finalmente determinó que el análisis de riesgo/beneficio de volar aviones desde las bases de la OTAN hacia el espacio aéreo en disputa sobre Ucrania no tenía sentido”. Sin embargo, Biden ha estado en contacto con el presidente ucraniano para proporcionar otros sistemas antiaéreos.

Sullivan reiteró en la insistencia de Biden de que las fuerzas militares estadounidenses no se verían involucradas en la lucha contra las tropas rusas en suelo ucraniano. Pero si los ataques rusos se extendieran a Polonia u otro aliado de la OTAN, eso “traería toda la fuerza de la alianza de la OTAN para responder.”

Capacidad para defenderse. El senador Rob Portman, quien formó parte de una delegación bipartidista de cuatro personas de senadores que viajó a Polonia el domingo, indicó que para Ucrania es necesario tener más respaldo.

“Vladimir Putin y los rusos parecen estar diciendo que todo es una escalada. Y, sin embargo, están aumentando cada día al ingresar a Ucrania con estas armas”, dijo el domingo el senador Portman en State of the Union de CNN. “Este es un ataque ilegal, brutal, totalmente no provocado. Entonces, a medida que aumentan, lo que pide el pueblo ucraniano es solo la capacidad de defenderse”, agregó.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, afirmó el domingo en Face the Nation de CBS dijo con respecto a las decisiones sobre los aviones de combate polacos: “No tenemos tiempo para este tipo de diplomacia de ping-pong. Necesitamos aviones para salvar vidas de nuestra gente”.  

Con información de The Washington Post