Roman Abramovich envenenamiento
FÚTBOL. Roman Abramovich, empresario ruso/EFE

The Wall Street Journal (WSJ) informó este lunes que el oligarca ruso Roman Abramovich y un grupo de negociadores ucranianos presentaron síntomas de envenenamiento luego de una ronda de conversaciones en Kiev para poner fin a la violencia de Rusia a Ucrania.

Fuentes cercanas a Abramovich, noticia en las últimas semanas al anunciar que se desvinculó del club de fútbol inglés Chelsea -así como su venta-, tuvo dolor y enrojecimiento en los ojos, así como descamación en la piel.

Los protagonistas. Abramovich es una de las numerosas figuras rusas vinculadas al gobierno de Vledimir Putin y a quien desde Europa se le aplicaron una serie de sanciones y congelamiento de bienes. El empresario formó parte de un grupo de negociadores en pro de poner fin a la invasión a Ucrania que inició hace más de tres semanas.

  • WSJ detalló que otras dos personas -de Ucrania- también presentaron síntomas similares tras el encuentro en Kiev.
  • Uno de ellos es Rustem Umerov, parlamentario ucraniano, quien estuvo presente en la cita celebrada el 3 de marzo.
  • De acuerdo con el medio, el envenenamiento habría sido causado por la más dura línea rusa negada a las negociaciones.
  • Fuentes señalaron al WSJ que las personas han mejorado considerablemente luego de su reacción al envenenamiento.

Mucho ojo. Ucrania evalúa declarar la neutralidad y ofrecer garantías de seguridad a Rusia para asegurar la paz "sin demora", afirmó el presidente Volodymyr Zelensky antes de otra ronda de conversaciones prevista, aunque dijo que solo una reunión cara a cara con el líder de Rusia podría poner fin a la guerra.

  • En una entrevista concedida a medios de comunicación independientes rusos, Zelensky subrayó que la prioridad de Ucrania es garantizar su soberanía y su "integridad territorial".
  • Rusia lleva mucho tiempo exigiendo que Ucrania abandone cualquier esperanza de unirse a la alianza occidental de la OTAN, que Moscú ve como una amenaza.
  • Zelensky también ha subrayado desde hace tiempo que Ucrania necesita garantías de seguridad propias como parte de cualquier acuerdo.

Fuente principal de la noticia: The Wall Street Journal