DeSantis
Foto: EFE

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó para oficializar el proyecto de ley conocido como “No Digas Gay” (Don’t Say Gay, en inglés) hoy lunes 28 de marzo. La nueva ley prohibirá la enseñanza de temas relacionados con la orientación sexual e identidad de género desde el preescolar hasta el tercer grado de primaria, y ha sido ampliamente criticada por considerar que margina a las personas LGBTQ+, especialmente niños.

¿En qué consiste la ley “Don't Say Gay”?

El proyecto, formalmente conocido como “Derechos de los padres en la educación”, prohíbe la instrucción sobre orientación sexual o identidad de género para niños de aproximadamente 5 a 9 años en las aulas de las escuelas públicas. También prohíbe dicha enseñanza “de una manera que no sea apropiada para la edad o el desarrollo de los estudiantes”, aunque no estipula cuál es “la edad apropiada” para hablar de estos temas.

  • Según la ley, los padres podrían demandar a los distritos escolares que consideren estar violando la medida. Tras la firma del gobernador, la ley entrará en vigor el 1 de julio.
  • DeSantis y otros republicanos han dicho repetidamente que la medida es razonable y que los padres, no los maestros, deberían abordar temas de orientación sexual e identidad de género con sus hijos.

¿Por qué es importante?

La legislación ha llevado a Florida y DeSantis, un republicano en ascenso y potencial candidato presidencial para 2024, al frente de las guerras culturales del país. Activistas LGBTQ+, estudiantes, demócratas, la industria del entretenimiento y la Casa Blanca se han pronunciado contra la nueva legislación.

  • “Nos aseguraremos de que los padres puedan enviar a sus hijos a la escuela para recibir una educación, no un adoctrinamiento”, dijo DeSantis entre aplausos antes de promulgar el proyecto de ley.
  • A lo largo del debate en la cámara estatal, los demócratas han dicho que el lenguaje del proyecto de ley podría interpretarse de manera tan amplia, que la discusión en cualquier grado podría desencadenar demandas y crear una atmósfera en el aula donde los maestros eviten los temas por completo.
  • Andrew Spar, presidente de la Asociación de Educación de Florida, dijo que el proyecto de ley es una “propaganda política” para los republicanos, ya que las escuelas primarias no enseñan sobre estos temas, y tienen estándares estatales que guían las lecciones en el aula.

Con información de AP