Amazon sindicato
AMAZON. El movimiento liderado por Smalls, que ahora es el presidente de Amazon Labor Union (ALU), contaba con fondos y personal insuficiente/Pexels

El viernes pasado, los trabajadores de un almacén de Amazon en Staten Island, Nueva York, votaron a favor de formar lo que es, ahora, el primer sindicato dentro del gigante de comercio electrónico. 

Se trató de un proceso histórico que representa el primer esfuerzo exitoso por parte de trabajadores de sindicalizarse en esta empresa, que es el segundo empleador privado más grande del país, y que durante años ha rechazado los intentos de sus trabajadores por tener un sindicato. A continuación, algunos datos que quizás no sabías sobre el proceso que llevó al éxito de este movimiento

  1.  Un líder exempleado y esfuerzos independientes 
  • Chris Smalls, el líder del movimiento que llevó a la formación del primer sindicato de Amazon,  es un exempleado de la empresa que había sido despedido en 2020 tras encabezar una protesta en contra de las deplorables condiciones sanitarias durante la pandemia, en el almacén de Staten Island, donde trabajaba.
  • Smalls ha criticado la campaña del Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Grandes Almacenes (RWDSU), que llevan el movimiento de sindicalización de los trabajadores de otro almacén de la empresa, ubicada en Bessemer, Alabama, que por segunda vez,  parece que tampoco tendrá un resultado exitoso. 
  • La estrategia de Smalls  fue tomar un camino independiente al creer que los trabajadores, al organizarse ellos mismos, serían más efectivos y socavaría la narrativa de Amazon de que los grupos de "terceros" estaban impulsando los esfuerzos sindicales, reseñó AP. 
  • Ruth Milkman, socióloga de movimientos laborales de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, opinó: “No eran percibidos como forasteros, así que eso es importante”.

2. Se tenían muy pocos fondos 

El movimiento liderado por Smalls, que ahora es el presidente de Amazon Labor Union (ALU), contaba con fondos y personal insuficiente.

  • Smalls dijo que a principios de marzo, ALU había recaudado y gastado alrededor de $100.000 y estaba operando con un presupuesto semanal. 
  • El grupo no tiene su propio espacio de oficina y dependía de la ayuda de grupos comunitarios y dos sindicatos para que le echaran una mano. La ayuda legal provino de un abogado que ofreció asistencia gratuita.

3. Se hicieron campañas en Tik Tok y cocinas caseras

Mientras que Amazon invirtió hasta $4.2 millones en contratar a consultores laborales el año pasado que, según organizadores de la campaña, fueron contratados para persuadir a los trabajadores para evitar se sindicalizaran, Smalls y otros echaron mano de otros recursos para llegar de manera más personal.

  • Entre sus acciones se incluyeron videos realizados en la plataforma Tik Tok, se repartió marihuana gratis y se organizaron barbacoas y comidas al aire libre.
  • Unas semanas antes de las elecciones, la tía de Smalls preparó una comida compartida del sindicato, que incluía macarrones con queso, col rizada, jamón y pollo al horno.
  • Asimismo, otra trabajadora pro-sindicato hizo que su vecino preparara arroz Jollof, un plato de África occidental que los organizadores creían que les ayudaría a abrirse paso entre los empleados inmigrantes en el almacén.

4.  Los malos comentarios de los ejecutivos de Amazon

Según indica AP, los propios errores de Amazon pueden haber contribuido al resultado de las elecciones en el almacén de Staten Island.

  • El director gerente de la firma consultora Strategic Resource Group, Bert Flickinger III, dijo que los comentarios despectivos de un ejecutivo de Amazon se filtraron en una reunión interna. Flickinger dijo que haber llamado a Smalls “ni inteligente ni articulado” y querer convertirlo en la cara del movimiento, fue contraproducente.
  • “Resultó condescendiente y ayudó a impulsar a los trabajadores”, explicó Flickinger, quien consulta con los grandes sindicatos.

5. Preparaciones para la negociación

Por el momento, el ALU está enfocado en su triunfo. Los organizadores de la campaña señalaron que los trabajadores de Amazon de más de 20 estados se han comunicado con ellos para preguntarles sobre la organización de sus almacenes, pero estos han señalado que están “de manos llenas” con su propio almacén y con otra instalación que tendrá una elección sindical separada a fines de este mes.  

  • Asimismo, se están preparando para una desafiante organización de un contrato laboral. El grupo ha exigido a los funcionarios de Amazon que se sienten a la mesa a principios de mayo.
  • Sin embargo, expertos señalan que el gigante de ventas online ha señalado planes para cuestionar las elecciones, por lo que ese encuentro probablemente demore.
  • Smalls indicó que lo principal será luchar por el contrato. “Tenemos que comenzar ese proceso de inmediato porque sabemos que cuanto más se prolongue el contrato, los trabajadores perderán la esperanza y el interés”.

Con información de: AP.