CARRERA: Un grupo de niños se lanza a la búsqueda de huevos el sábado 9 de abril en la iglesia Comunidad Cristiana Renacer de Falls Church, Virginia. | Foto: Cortesía CCR.

No parece estar relacionado con el significado religioso de Semana Santa, pero es una tradición que se adhiere al feriado cristiano que celebra la muerte y resurrección de Jesús. Se trata del conejo y los huevos de pascua. Aún muchas iglesias lo incorporan dentro de sus celebraciones con analogías referentes a la festividad.

“Nosotros aprovechamos la actividad para poder alcanzar a la comunidad y explicar el verdadero significado de la Pascua, que es la resurrección de Cristo”, dijo Magaly Becerra, directora del Ministerio de Niños de la Iglesia Comunidad Cristiana Renacer en Falls Church.

El sábado 9 de abril la iglesia realizó un festival con recolección de huevos.
“El poder hacer la celebración de la primavera nos dio el chance de hablar sobre la salvación que Cristo nos da”, indicó.

Decenas de familias del vecindario de Culmore, poblado en su mayoría por una comunidad inmigrante, llegaron al lugar.

En uno de los stands de exhibición un miembro de la iglesia contó el verdadero significado de la Pascua. “Dios nos ama tanto que envió a su hijo Jesús para nuestra salvación”, comentó. “Jesús fue traicionado por Judas, quien lo vendió por 30 monedas de plata”, expresó el salvadoreño Ernesto Cruz, mostrando la imitación de monedas que estaban en una bolsa.

“Él fue humillado y maltratado, le pusieron una corona de espinas y lo clavaron en una cruz”, contó enseñando la corona y los clavos con un martillo.

“Jesús murió por ti y por mí para que tengamos salvación, porque él nos ama”, continuó mientras que un grupo de niños estaba atento a la narración.

Luego los niños se lanzaron a la Carrera en búsqueda de los huevos. Jennifer de 6 años recolectó más de 30. “Estoy feliz. Gracias por hacer esto por nosotros”, dijo la pequeña a una de las organizadoras.

¿Por qué huevos?

COLORES. Los huevos de Pascua representan la vida y fertilidad. Son de colores vivos como símbolo de la llegada de la primavera. | Foto: Cortesía CCR.

Hay varias historias sobre cómo se introdujo ésta tradición en las celebraciones religiosas. Una de ellas es sobre el simbolismo de fertilidad que representan el huevo y el conejo. Semana Santa coincide con la época de primavera y florecimiento en el lado occidental. 

El huevo empezó a tener importancia en la mitología egipcia en el momento en el que un ave fénix se quemó en su propio nido y poco después, volvió a renacer a raíz del huevo que le había formado desde un principio.

Es por eso que —una de las tradiciones cuenta que —  se comenzaron a introducir huevos en las tumbas como una seña “resucitar”.

Los griegos también apoyaron la teoría de que la vida como tal había nacido en un simple huevo. 

Tiempo después los cristianos católicos de la época empezaron a catalogar al huevo como un símbolo de resurrección, que representaba el renacer de Jesús. Siglos después, concretamente, en la Edad Media cuando llegaba la época de la Pascua los huevos eran decorados y regalados, como un emblema de “buena suerte”.

El conejo llegó después

El conejo de Pascua es una tradición que se introdujo en Estados Unidos en el Siglo 18 por los inmigrantes alemanes. Su objetivo es traer regalo a los niños “que se portan bien”.

Algunos escritos dicen que tiene sus orígenes en pueblos antiguos del norte europeo, en donde se veía al conejo como un símbolo de la fertilidad asociado con la diosa fenicia de la fertilidad Astarté, a quien además estaba dedicado el mes de abril.
El conejo —que en realidad era una liebre— trae los huevos de colores que también representan fertilidad y vida.

Son precisamente de colores en señal de la llegada de la primavera. La costumbre se ha extendido hacia los países latinoamericanos donde también se está incorporando esta tradición, que para unos es polémica.

“No entiendo si el motivo de la celebración de Pascua es la muerte y resurrección de Cristo por qué hay que celebrar con conejos y huevos”, expresó el peruano Luis Rufasto, del condado de Fairfax. “Para mí es todo comercial en un país de consumistas”.

Por años, la Casa Blanca ha celebrado la tradicional cacería de huevos el lunes siguiente al Domingo de Pascua. Sin embargo por la pandemia del COVID-19 se canceló la celebración en los últimos dos años, pero este lunes 18 de abril se reinicia. 

ÚLTIMAS NOTICIAS