salud mental DC
POLÍTICA. Muriel Bowser, alcaldesa de Washington DC/EFE

Este lunes, la alcaldesa Muriel Bowser reconoció el Mes Nacional de Reintegración y anunció que aproximadamente 200 habitantes que han sido identificados como los que corren el mayor riesgo de cometer o ser víctimas de delitos violentos han sido emparejados con equipos de servicio interinstitucional para una conexión urgente a los servicios.

La alcaldesa hizo el anuncio en el restaurante His and Hers en la zona 5, que es propiedad y está administrado por Paul Winesock, nativo y habitante de DC. Winestock, quien sirvió 23 años en la penitenciaría federal, brinda capacitación a habitantes y oportunidades de empleo a través de su organización, Saving Our Next Generation. También administra un equipo de calles limpias y el programa de Safe Passage en Anacostia High School. 

"Sabemos que un número relativamente pequeño de personas son responsables de una cantidad significativa de la violencia armada que ocurre en nuestras comunidades. Lo que estamos haciendo es llegar a esas personas, escucharlas y descubrir lo que necesitan, y luego trabajar con ellas para que avancen por un camino mejor y más seguro", dijo la alcaldesa Bowser.

"También sabemos que ninguna persona o agencia puede hacer este trabajo sola. Necesitamos miembros de la comunidad como Paul, que tienen estas experiencias vividas y que saben cómo crear oportunidades mejores y más seguras, trabajando con nosotros. También debemos asegurarnos de que todos los recursos y todos nuestros programas se utilicen de manera efectiva para ayudar a las personas que más los necesitan, y eso es lo que la iniciativa People of Promise nos ayudará a hacer", agregó.

La iniciativa, denominada People of Promise, está dirigida a los aproximadamente 200 habitantes que han sido identificados por el Instituto Nacional para la Reforma de la Justicia Penal (NICJR) como en mayor riesgo de participación en la violencia armada en el Distrito. A cada persona se le ha asignado un equipo multidisciplinario para incluir un Contacto Creíble, un explorador y un miembro del gabinete de la alcaldesa Bowser.

El objetivo principal de la iniciativa es interrumpir los ciclos de violencia, pobreza y encarcelamiento a través del compromiso constante con las personas y las conexiones de apoyo y servicios. Los contactos creíbles son personales de la Oficina de Seguridad y Participación Vecinal (ONSE), el Departamento de Parques y Recreación (DPR), el Departamento de Servicios de Rehabilitación Juvenil (DYRS) o el Departamento de Correcciones (DOC) que utilizan conexiones comunitarias para encontrar personas en la comunidad y construir relaciones de confianza con ellos para aprender más sobre el nivel de riesgo, la etapa de preparación, y necesidades de servicio. Los Pathfinders de ONSE ayudan a los contactos creíbles a navegar por los servicios y hacen un seguimiento de los esfuerzos de divulgación y prestación de servicios para medir el progreso. Los miembros del gabinete participantes dirigirán los equipos multidisciplinarios y llevarán a cabo revisiones de casos con Pathfinders y Contactos creíbles y ayudarán a solucionar las necesidades de servicio difíciles y garantizarán que las solicitudes dirigidas a los programas y servicios bajo su competencia se resuelvan rápidamente.

El presupuesto de la alcaldesa para el año fiscal 23 incluye una inversión de $1.7 millones que fortalecerá esta iniciativa al agregar aproximadamente 20 entrenadores de vida para proporcionar servicios de coordinación de atención intensiva y de alta calidad. El presupuesto de la alcaldesa también incluye $251 millones para construir una nueva cárcel en DC que apoyará mejor la rehabilitación y la reintegración.

El programa Life Coach es parte de un paquete de más de $80 millones en intervenciones no policiales. Estas inversiones incluyen:

  • $11,4 millones para apoyar a las personas que regresan a la sociedad con asistencia financiera a través de organizaciones comunitarias, entrenamiento financiero y navegadores de pares a medida que hacen la transición de  reintegración a la comunidad.
  • $9,7 millones para interruptores de violencia adicionales y $390,000 para mensajeros creíbles adicionales
  • $12,7 millones para iniciativas de seguridad juvenil, incluida una expansión del Paso Seguro, actividades fuera de la escuela para jóvenes y capacitación mejorada para oficiales de recursos escolares
  • $ 6,6 millones para DBH, DDOT y DPW para responder a llamadas al 911 que no son de emergencia por problemas de salud mental, accidentes de tráfico menores y quejas de estacionamiento
  • $7,7 millones para apoyar 110 oportunidades de empleo dedicadas durante todo el año a través del Departamento de Obras Públicas para personas en riesgo de violencia armada
  • $ 4,5 millones para DC Pathways para servir a 100 personas adicionales en riesgo de violencia con armas de fuego y $ 8,5M para proporcionar servicios de apoyo más envolventes, incluidos puestos de Pathways Champions para personas en riesgo, servicios de apoyo de Project Empowerment, coordinación de cuidados intensivos, asistencia / reubicación de vivienda y apoyo de transporte
  • $2,5 millones para expandir los servicios de salud mental informados sobre el trauma
  • $2,2 millones para vivienda segura temporal para habitantes involucrados en violencia armada
  • $1,5 millones para subvenciones de inversión comunitaria para llevar a cabo planes de acción vecinal en vecindarios focales.

Nota de prensa

ÚLTIMAS NOTICIAS