Los senadores indicaron que las audiencias del comité del 6 de enero no influyeron en la propuesta de la ley de conteo electoral | Foto EFE

141 millones de dólares están reservados para anuncios publicitarios de los candidatos al Senado del partido republicano, una gran cifra que prepara la batalla por el control de la Cámara alta. Los demócratas invertirán 106 millones de dólares. Juntos, han asignado casi un cuarto de billón de dólares solo para esta parte de las elecciones intermedias.

Las contiendas. El Fondo de Liderazgo del Senado (SLF, en inglés) es un fondo controlado por los republicanos que tiene como objetivo construir una mayoría de ese partido en la Cámara Alta.

  • Invertirá hasta ocho cifras en anuncios a partir de septiembre para proteger los escaños republicanos en Carolina del Norte, Pensilvania —en estos dos estados los titulares se jubilan este año— y Wisconsin e intentar ocupar los escaños ocupados por los demócratas en Arizona, Georgia y Nevada, le dijo el SLF a Político.
  • El fondo también invertirá millones en Alaska para proteger a la titular Lisa Murkowski de un desafío de un candidato apoyado por Trump. Murkowski fue uno de los republicanos que votó para condenar al presidente Donald J. Trump por cargos de "incitación a la insurrección" por los disturbios del 6 de enero en su segundo impeachment, del que fue absuelto.
  • Los $141 millones se dividirán de la siguiente forma: $37 millones en Georgia, $27 millones en Carolina del Norte, $24 millones en Pensilvania, $15 millones cada uno en Nevada y Wisconsin, $14 millones en Arizona y $7,4 millones en Alaska. 

Los demócratas mueven $106 millones. Los escaños actuales de los demócratas en Arizona, Georgia y Nevada, y los que buscan disputar en Pensilvania y Carolina del Norte tendrán a su disposición hasta 106 millones de dólares en anuncios, que iniciarán en agosto.

Pensilvania tiene la mayor asignación de fondos con $26 millones, le sigue Georgia con casi casi $25 millones,  $22 millones en Arizona, $21 millones en Nevada y $12 millones en Wisconsin.

Una mayoría reñida. El Senado, que está dividido 50-50, con la mayoría demócrata por el voto de desempate de la vicepresidenta Kamala Harris, se perfila como la contienda electoral principal de este otoño y los republicanos tienen altas posibilidades de recuperar la cámara alta, sobre todo con el índice de Biden desplomándose.

  • “Este es un año tan fuerte que necesitamos invertir tan amplia y profundamente como podamos”, dijo Steven Law, presidente del Fondo de Liderazgo del Senado, en una entrevista con Político.
  • “En el Senado, el control de la mayoría lo es todo. Determina lo que sucede en el suelo y lo que no sucede. Tendrá un impacto en futuras nominaciones a la Corte Suprema. Quiero decir, hay mucho en juego”, agregó.
  • Sin embargo, estas inversiones son iniciales y están sujetas a cambio y en constante evolución, ya que cada partido cambia sus estrategias dependiendo de cómo avancen las carreras, algunas se vuelven más competitivas y otras desaparecen del mapa.

Con información de Politico

ÚLTIMAS NOTICIAS