En esta pequeña oficina en una calle cualquiera de Wyoming están registradas miles de empresas de maletín o de papel que podrían pertenecer a algunas de las personas más ricas del mundo posiblemente sancionadas debido al guerra de Rusia contra Ucrania. FOTO: Tony Bynum para el Washington Post.

En medio de la caza de activos rusos, los reformistas afirman que hace tiempo que en Estados Unidos se espera que haya transparencia financiera.

Los legisladores de uno de los paraísos fiscales más liberales de Estados Unidos están presionando para poner fin a un principio clave del secreto financiero al exigir que se identifiquen los propietarios de fideicomisos altamente confidenciales.

La propuesta en Alaska forma parte de la creciente presión que se está ejerciendo para detener el flujo de dinero no declarado en Estados Unidos, el cual durante años ha atraído riqueza internacional a través de leyes estatales que ofrecen anonimato a los propietarios de fideicomisos, sociedades de responsabilidad limitada y otros acuerdos financieros.

Nueva York y Wyoming también están sopesando reformas y, a nivel federal, el proyecto de ley bipartidista denominado como el Enablers Act (Ley de Facilitadores) exigiría por primera vez a las empresas fiduciarias, los agentes registrados y otras entidades que investiguen a los clientes e informen las transacciones sospechosas.

Los legisladores estatales y federales afirman que los cambios son necesarios desde hace tiempo.  Citan los nuevos esfuerzos para rastrear e incautar los activos de los oligarcas rusos, así como los hallazgos de los Papeles de Pandora, una investigación mediática mundial publicada en octubre por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, The Washington Post y otros 150 medios de comunicación. Los informes expusieron cómo los oligarcas, las élites políticas y otras personas ocultan la riqueza en Estados Unidos y en todo el mundo.

La investigación identificó 206 fideicomisos con sede en Estados Unidos que poseen activos combinados por valor superior a $ 1.000 millones. Casi 30, muchos de los cuales se encontraban en Dakota del Sur, tenían activos vinculados a personas o empresas acusadas de fraude, soborno o abusos de los derechos humanos.

"Creo que este es un buen momento en el que todo el mundo está centrado en Ucrania y en el fortalecimiento de la aplicación de las sanciones para hacer avanzar el proyecto de ley, golpear mientras el hierro y el acero están calientes", dijo el representante Tom Malinowski, Demócrata de Nueva Jersey, uno de los principales patrocinadores de la propuesta Enablers Act. "Las sanciones no funcionan si no se puede encontrar su dinero... Nuestras leyes extremadamente laxas les permiten ocultarlo casi sin dejar rastro".

La propuesta de Alaska, presentada a principios de este mes por los copresidentes de la Comisión de Trabajo y Comercio de la Cámara de Representantes del estado, permitiría por primera vez a los reguladores conocer a las personas y familias que protegen su dinero y otros activos en fideicomisos de Alaska.

"Cuando Vladimir Putin invadió Ucrania, reflexioné sobre todas las formas en que un Estado podría tener impacto en la riqueza que los oligarcas... podrían ser capaces de ocultar", dijo el copresidente del comité, el Demócrata Zack Fields. "Necesitamos transparencia para asegurarnos de que los malos actores no abusen del sistema".

El gobernador de Alaska, Mike Dunleavy, un Republicano que ha ordenado a las agencias estatales que desinviertan en Rusia, no se ha pronunciado sobre la propuesta. El ex gobernador de Alaska, Tony Knowles, Demócrata que aprobó la primera ley fiduciaria importante del estado en 1996, dijo en un correo electrónico que la legislación propuesta es "una protección muy oportuna e importante para la seguridad de Alaska, así como para nuestra seguridad nacional."

"Si se aprueba", dijo, "Alaska sería líder en la reforma de los activos fiduciarios".

La organización sin ánimo de lucro Alaska Trust & Estate Professionals se ha opuesto a la medida. En una presentación a los legisladores, el grupo dijo que el proyecto de ley "tendrá un efecto completamente escalofriante en la creación de fideicomisos en Alaska".

Fields dijo que el debate en la legislatura de Alaska ha sido hasta ahora mínimo. "Un proyecto de ley como éste, dada la situación en Rusia, tiene ciertamente más posibilidades... hemos visto en la legislatura mucho interés", dijo.

Citando los Papeles de Pandora y otros informes, los legisladores de Nueva York presentaron el mes pasado una ley que exige a las sociedades de responsabilidad limitada revelar públicamente quiénes son sus propietarios. La propuesta va un paso más allá de la nueva ley federal que obliga a las sociedades de responsabilidad limitada a proporcionar información sobre sus propietarios a una base de datos gubernamental. Esa información no se hará pública.

"Tengo voz y voto en la forma de gobernar el centro financiero mundial de Nueva York, y considero que es mi responsabilidad garantizar que nuestra ciudad no sea un paraíso para la evasión fiscal, el blanqueo de dinero o la corrupción política", dijo la Demócrata Emily Gallagher, que es miembro de la Asamblea de Nueva York y patrocinó el proyecto de ley.

Gallagher dijo que inicialmente se ocupó del asunto para perseguir a los propietarios anónimos que sólo indican como domicilio un apartado de correos. Entonces Rusia invadió Ucrania a finales de febrero.

"Hay tanto dinero oculto en el estado de Nueva York y en la ciudad de Nueva York -en particular, en el sector inmobiliario-, que me pareció que era el momento adecuado y el movimiento correcto", dijo.

En Wyoming, el comité conjunto de ingresos públicos de la legislatura anunció que habrá una revisión de las leyes fiduciarias del estado a finales de este mes. Las empresas fiduciarias del Estado gestionaron el año pasado más de $31.000 millones, incluidos los activos vinculados a un oligarca ruso, así como a la familia de un ex asistente de un dictador latinoamericano.

En otros estados, como Dakota del Sur -uno de los paraísos fiscales más populares de Estados Unidos-, las reformas aún no están sobre la mesa.

En Dakota del Sur, con más de $360.000 millones en fideicomisos, un pequeño grupo de manifestantes se concentró el mes pasado en Sioux Falls justo antes de que finalizara la sesión legislativa para instar a los legisladores a identificar a los beneficiarios de los fideicomisos y congelar los activos relacionados con Rusia.

La gobernadora de Dakota del Sur, la Republicana Kristi Noem, ha dicho previamente que "nuestra industria fiduciaria tiene integridad y ha demostrado ser un sistema legal sobresaliente en el país".

La legislatura cerró la sesión sin tomar medidas.

"Tenía algunas esperanzas de que tal vez sintieran vergüenza e hicieran algo justo después de que comenzó la guerra, y nos inundaron con imágenes de ucranianos siendo atacados", dijo Andy Sivertson, un trabajador social jubilado que organizó la manifestación. "Pero tengo mis dudas de que la legislatura de Dakota del Sur pueda hacer algo al respecto en el futuro".

Reynold Nesiba, uno de los pocos miembros Demócratas del Senado de Dakota del Sur, dijo que la forma más segura de eliminar el secreto en la industria fiduciaria de Dakota del Sur es a través de la legislación federal. Sin ella, dijo Nesiba, los titulares de los fideicomisos y los propietarios de las empresas podrían simplemente trasladarse a otros estados.

"Tenemos esta competencia de mínimo común denominador que se da entre Delaware, Dakota del Sur, Nevada, Alaska, en términos de quién tiene las leyes fiduciarias más favorables", dijo Nesiba, profesor de economía de la Universidad de Augustana en Sioux Falls. "En lugar de seguir participando en esa carrera a fondo, sería realmente útil contar con algunas vallas de contención federales, sobre todo en materia de divulgación".

En febrero, una coalición de defensores de la transparencia financiera pidió al Congreso que aprobara la Enablers Act. En las últimas semanas, los promotores del proyecto de ley han instado a la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes a que adopte la medida, impulsada en parte por la caza mundial de activos de los oligarcas.

Este mes, el Reino Unido sancionó al primo del magnate ruso del aluminio Oleg Deripaska como parte de un esfuerzo más general que apunta a los familiares, socios y empleados de los oligarcas.

Un informe de los Papeles de Pandora a principios de este mes describió cómo el primo de Deripaska, Pavel Ezubov, creó una sociedad de responsabilidad limitada en Delaware para comprar una mansión de $15 millones cerca de Embassy Row en el noroeste de Washington.  En octubre, el FBI registró la casa como parte de una investigación federal no especificada.  Ezubov no respondió a una solicitud previa de comentarios.

Deripaska, aliado clave de Putin que fue sancionado por Estados Unidos en 2018, ha negado ser propietario de la vivienda.

Washington Post -  Debbie Cenziper, Eva Herscowitz, and Will Fitzgibbon

Lea el artículo original aquí.

ÚLTIMAS NOTICIAS