FOTO: pch.vector - www.freepik.com

Ahorrar es una pieza fundamental para la salud financiera ya que estudios demuestran que los gastos inesperados, como reparaciones de autos, pueden convertirse en una carga económica cuando las personas no tienen acceso a un fondo de emergencia.

“Cuando se trata de ahorrar, lo más importante es simplemente empezar. Aunque sea con $1 al día o todos los meses, es importante contar con un plan. Hablar con un experto puede ayudar a ver las cosas desde otra perspectiva. Una de mis conversaciones favoritas con los clientes es conocer para qué están ahorrando y ayudarlos a llegar ahí,” dijo Maritza Gonzalez, gerente comunitario de Chase.  

Así es como puedes hacer un plan de ahorro:

Empieza de a poco.  Comenzar con metas pequeñas ayudará a construir una base para futuras metas más grandes, aunque sea ahorrando un dólar al día. Una vez que establezcas el hábito, un dólar al día se puede convertir en mucho más cuando evalúes tus gastos e identifiques oportunidades para minimizarlos, y relocalizarlos hacia sus ahorros. Aquí puedes acceder a una calculadora online que te puede ayudar a calcular tus ahorros a largo plazo. Recuerda que el proceso de ahorrar es personal; depende de tus propias necesidades y situación financiera.

“Cuando se trata de ahorrar, lo más importante es simplemente empezar”, dijo Maritza Gonzalez, gerente comunitaria de Chase.

Mantenlo sencillo. Cuando se trata de crear un presupuesto, puedes simplificar o mantenerlo sencillo. Dedica una libreta o una sección en tu aplicación de notas, a escribir tus gastos mensuales y qué está entrando vs qué está saliendo. Una buena manera de comenzar es utilizando herramientas digitales como esta hoja de presupuesto, que cuenta con calculadoras integradas para ayudarte a monitorear gastos y buscar maneras de ahorrar.

Establece una meta. ¿Para qué estás ahorrando? Puede ser para un teléfono nuevo, un carro, una casa. No importa lo que sea, enfocarte en una meta puede ayudar a mantener la motivación y construir un plan para llegar a su meta como programar ahorros recurrentes, o considerar cambios en sus gastos diarios.

Obtén herramientas que te pueden ayudar. Escoger una cuenta de banco asegurada por la FDIC ofrece seguridad, acceso fácil a tus fondos, y evita cargos por cambios de cheques que pueden acumularse. Muchas cuentas ofrecen servicio de banca móvil y herramientas automatizadas para apoyar tus metas de ahorro. Puedes, por ejemplo, dividir tu depósito directo y establecer transferencias automáticas, que es una de las maneras de ahorrar sin tener que pensarlo.

Busca orientación. Participar en conversaciones sobre dinero es una buena manera de obtener consejos y sugerencias en cuanto a la mejor manera de ahorrar. No importa cuál sea tu meta, tener una guía puede ayudarte a desarrollar destrezas, crear un plan que puede ser ajustado durante el camino, y conseguir ayuda para lograrlo. Una buena manera de comenzar una conversación es revisando tu presupuesto y las metas de ahorro que te has propuesto con un experto.

Chase ofrece recursos gratuitos para ayudarte a comenzar una vida financiera saludable en www.chase.com/metasfinancieras.

ÚLTIMAS NOTICIAS