Gary Gensler, presidente de la SEC, ha impulsado reformas integrales a los mercados financieros en EEUU. FOTO: Bloomberg por Andrew Harrer.

Reglas sobre el “propietario verdadero” cambiarían los plazos para que los inversionistas revelen su participación en la propiedad de empresas.

Las empresas estadounidenses y sus mayores inversionistas tienen posturas opuestas en cuanto a la nueva normativa que pretende "modernizar" la forma en la cual los accionistas informan sobre sus participaciones.

La Comisión Nacional de Valores (SEC por sus siglas en inglés) propuso en febrero nuevas normas para aumentar la transparencia en los mercados bursátiles, al reducir a la mitad el plazo de 10 días que actualmente tienen los inversionistas en EEUU para revelar cuándo han adquirido una participación superior al 5 por ciento en una empresa.

Las normas también ampliarían la definición de "grupo" de inversionistas que está obligado a realizar divulgaciones adicionales que incluyan los casos en los cuales las compañías no han acordado explícitamente trabajar juntas.

Los inversionistas con participaciones más pequeñas también tienen que declarar sus posiciones si se considera que trabajan en sintonía con un grupo que tiene una participación combinada superior a 5 por ciento, incluso en ausencia de un acuerdo explícito para trabajar juntos.

El periodo de comentarios sobre las nuevas normas, que se cerró este mes, ha puesto de manifiesto una marcada diferencia de opinión entre las grandes empresas y la comunidad de inversionistas en cuanto a las propuestas.

Las empresas en general celebraron la iniciativa como una victoria y presionaron para que se tomen más medidas, a la vez que los inversionistas advierten que será una pesadilla logística que amenazará muchos modelos de negocio y pondrá en peligro las comunicaciones regulares entre ellos mismos.

The Business Roundtable — uno de los grupos de cabildeo empresarial más influyentes de EEUU, que cuenta con los presidentes ejecutivos de General Motors, Apple y JPMorgan Chase entre los miembros de su junta directiva — ofreció un apoyo rotundo a las propuestas de la SEC.

Dijo que los cambios "mejorarán significativamente la transparencia y son apropiados a la luz de los numerosos cambios tecnológicos y de otro tipo que se han producido desde que se establecieron por primera vez los requisitos de información sobre la propiedad efectiva hace más de 50 años".

Se sumaron las asociaciones empresariales que representan a secretarios de empresas y profesionales de relaciones con inversionistas, compañías individuales como Nasdaq, y Wachtell, Lipton, Rosen & Katz, el bufete de abogados que inventó la "poison pill", la estrategia de defensa contra adquisiciones hostiles, y se especializa en defender a las empresas contra los activistas.

El jefe del departamento legal de FedEx, Mark Allen, escribió que las propuestas de la SEC ayudarían a "proteger a los inversionistas" y a "mantener mercados justos, ordenados y eficientes".

Sin embargo, dos de sus mayores accionistas activos, T. Rowe Price y Dodge & Cox no comparten esa postura.  "Creemos que la SEC ha exagerado significativamente los beneficios de esa información para quienes invierten a largo plazo y ha subestimado el daño que tendrá", señaló T. Rowe en su presentación.

Dodge & Cox dijo que las propuestas "[golpearían] el corazón de nuestro negocio" y permitirían que "los ‘polizones’ y operadores depredadores" se beneficien del trabajo de los gestores".

Las llamadas propuestas de propiedad efectiva forman parte de una avalancha más amplia de nuevas normas que ha presentado la SEC en los últimos meses bajo la presidencia de Gary Gensler y que abarcan todo tipo de temas, desde los fondos del mercado de dinero hasta los vehículos de propósito especial para adquisición, pasando por la manera en la cual las empresas informan sobre su impacto en el cambio climático.

Los inversionistas activistas ya empezaron a explorar posibles opciones legales para bloquear las propuestas relacionadas con los mercados de swaps, pero las normas sobre propiedad efectiva han provocado una oposición mucho más general en toda la comunidad inversora, desde los fondos de cobertura hasta State Street, el especialista en ETFs de 4tn (millones de millones) de dólares.

Pershing Square, de Bill Ackman, dijo que la última propuesta "presenta un caso raro como un problema grave y propone una solución radical y completamente disruptiva que perjudicaría a los participantes del mercado y a los emisores por igual".

David Webber, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Boston, dijo que aunque "sería deseable una divulgación mayor y más anticipada por parte de los fondos de cobertura", si la propuesta se adopta en su totalidad, "reduciría drásticamente el activismo de los accionistas de los fondos de cobertura y... también de los inversionistas diversificados, como los fondos de pensiones".

Predijo que la SEC intentará encontrar un compromiso, ya que la división "los coloca en una posición en la que no estoy seguro que quieran estar".

"Creo que les preocupa mucho, por un lado, escuchar a las empresas que tienen que captar capital... Por otro lado, la misión clásica de protección del inversionista también está muy presente en sus mentes. Y nunca es fácil saber dónde trazar la línea".

La SEC considerará los comentarios del público cuando redacte la norma definitiva, la cual luego se someterá a votación. El regulador no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

Nicholas Megaw en Nueva York and Stefania Palma en Washington

Derechos de Autor - The Financial Times Limited 2021.

© 2021 The Financial Times Ltd. Todos los derechos reservados.  Por favor no copie y pegue artículos del FT que luego sean redistribuidos por correo electrónico o publicados en la red.

Lea el artículo original aquí.

ÚLTIMAS NOTICIAS