Empleadores deberán mostrar salario
En industrias como el sector público, donde los salarios están disponibles públicamente, las brechas salariales de género son más estrechas.

Desde el 1 de noviembre, los empleadores tendrán que mostrar el mínimo y el máximo de salario de un puesto en las ofertas de trabajo, de manera que los aspirantes sepan cuál será la paga antes de acudir a una entrevista, señaló Axios

Nuevas legislaciones en favor de trabajadores 

Cada vez más estados y ciudades están poniendo en práctica la transparencia salarial, una práctica que busca disminuir disparidades salariales relacionadas con el género y la raza.

  • Recientemente, una ley de transparencia salarial entró en vigencia el año pasado, en Colorado. Por su parte, a partir de enero de 2023, los empleadores deberán mostrar el salario en la oferta de trabajo en el estado de Washington. 
  • Se supone que la legislación en Nueva York entraría en vigencia este mes, pero por objeción de las empresas, la fecha se retrasó a finales de la semana pasada. 
  • Grupos empresariales habían señalado que esta legislación había llegado el peor momento, cuando la competencia por los trabajadores es intensa y quieren la máxima flexibilidad en los salarios. Además, dijeron que pondría en desventaja a las pequeñas empresas que pagan menos.
  • Por su parte, los defensores de los salarios equitativos indicaron que los empleadores aún tienen mucha flexibilidad para publicar los máximos y los mínimos. 

La información salarial es un elemento fundamental

Axios indica que, según un estudio reciente de la plataforma laboral Linkedin, los datos del rango de salarios se clasificaron como la parte más importante de la descripción del trabajo.

  • En industrias como el sector público, donde los salarios están disponibles públicamente, las brechas salariales de género son más estrechas.
  • Axios indica que, si bien estas legislaciones brindan a los solicitantes más información para poder negociar sus salarios, lo que verdaderamente podría impulsar un cambio es exigir a las empresas que informen sobre los salarios internos, cosa que ya ocurre en el Reino Unido. 

Con información de: Axios