Abbott cerró su planta de fórmula para bebés… Ahora por las lluvias
SALUD. La empresa retomará sus labores/Pixabay

Este lunes, Abbott Nutrition y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) llegaron a un acuerdo para que la empresa reanude sus operaciones en la planta de fórmula para bebés de Michigan.

Pese a que el anuncio representa una buena noticia para un rubro que ha visto escasez en el alimento para los bebés, aliviar el problema aún tomará algunas semanas.

Que lo digan ellos. La FDA establece "los pasos necesarios para reanudar la producción y mantener la instalación", aseguró Abbott en un comunicado emitido este lunes; sin embargo, el hecho sigue atado a la aprobación judicial. Solo falta la aprobación oficial para reanudar operaciones.

  • "Nuestra prioridad número uno es brindarles a los bebés y las familias las fórmulas de alta calidad que necesitan, y este es un paso importante hacia la reapertura de nuestras instalaciones de Sturgis para que podamos aliviar la escasez de fórmulas en todo el país", siguió la compañía.
  • "Esperamos trabajar con la FDA para reabrir las instalaciones de manera segura", siguió.

¿Por qué es relevante?. Los padres y cuidadores de los Estados Unidos están enfrentando la escasez de la leche de fórmula para bebés. En las últimas semanas la ausencia del producto obligó a los minoristas a limitar las compras, hecho que llevó a la FDA a reaccionar ante la crisis.

  • Datasembly, una firma especializada, estimó en un 43% la escasez de leche de fórmula para bebés a nivel nacional durante la primera semana de mayo.
  • Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, uno de cada cuatro padres amamanta exclusivamente a sus hijos hasta los 6 meses de edad.
  • La falta de leche de fórmula para bebés se agravó en febrero, cuando la empresa médica Abbott retiró del mercado una serie de productos fabricados en una planta de Michigan debido a que cuatro bebés enfermaron de infecciones bacterianas. 
  • Dos de los bebés murieron, y la FDA dijo que la bacteria, Cronobacter sakazakii, "puede haber contribuido a la causa de la muerte de ambos pacientes".

Fuente principal de la noticia: ABC News