Doug Mastriano, senador del estado de Pennsylvania, en una fotografía de archivo | Foto EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Cinco estados celebraron elecciones primarias el martes para escoger los candidatos de cada partido que se enfrentarán en noviembre. El republicano Doug Mastriano, respaldado por Trump y que es un negacionista de los resultados de las elecciones de 2020, salió victorioso con 40%. Ahora se medirá con el demócrata Josh Shapiro.

A seis meses de las elecciones, expertos advierten que las medidas propuestas por Mastriano podrían generar un “caos electoral”. Para entender las advertencias, hay que revisar el historial del polémico candidato.

Ganó Trump a toda costa. Es senador de la legislatura estatal de Pensilvania desde 2020 y ahora candidato a gobernador. Doug Mastriano ha criticado ferozmente los resultados de las elecciones presidenciales de 2020 y ha afirmado que hubo “fraude”, aunque no hay pruebas fehacientes de tal hecho.

  • En las semanas posteriores a la elección en 2020, organizó una audiencia pública en Gettysburg con el entonces abogado de Trump, Rudy Giuliani, y ayudó a encargar una auditoría extraoficial de las máquinas de votación en un condado rural de Pensilvania que fue financiada por aliados de Trump.
  • Además, propuso una resolución en la legislatura para declarar en duda el resultado electoral en Pensilvania y permitir entonces que la legislatura sea quien designara los electores.
  • Mastriano también estuvo fuera del Capitolio de Estados Unidos durante el asalto al Capitolio —incluso fue citado por el Comité del 6 de enero— y ha trabajado tenazmente para anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2020.

El respaldo de Trump. Trump le dio su respaldo pocos días antes de la elección. “No hay nadie en Pensilvania que haya hecho más, o luchado más duro, por la integridad electoral que el senador estatal Doug Mastriano”, escribió Trump. “Ha revelado el engaño, la corrupción y el robo absoluto de las elecciones presidenciales de 2020, y hará algo al respecto”.

Una persona familiarizada con el pensamiento de Trump explicó a The Washington Post que decidió respaldar a Mastriano porque creía que iba a ganar y quería tener una victoria en Pensilvania. “Estaba cubriendo sus apuestas”, dijo la persona.

Promesas y funciones. Mastriano prometió anular la certificación de las máquinas de votación en los condados donde sospecha que el resultado fue manipulado.

  • También señaló que la legislatura controlada por los republicanos debería tener el derecho de tomar el control de la decisión sobre qué electores presidenciales enviar a Washington.
  • Como gobernador, Mastriano sería una persona influyente en la administración de las elecciones. En Pensilvania el gobernador tiene la autoridad para nombrar al Secretario de Estado, quien es el principal funcionario electoral del estado y que debe aprobar los resultados de las elecciones.
  • Y Mastriano no ignora tal poder. “En cuanto a limpiar las elecciones, quiero decir, estoy en una buena posición como gobernador”, dijo en la edición del 23 de abril en el podcast “War Room” del exasesor de Trump, Stephen Bannon.
  • “Tengo una persona interesada en la reforma electoral que ha estado viajando por el país y conoce muy bien la reforma electoral. Ese individuo ha aceptado ser mi secretario de Estado”, agregó.
  • Otra función crucial del gobernador es firmar el certificado oAficial de los votos del colegio electoral, que luego se envía al Congreso. Se desconoce qué pueda pasar en el escenario de que un gobernador se niegue a hacerlo.  

Las advertencias. Jennifer Morrell, exadministradora electoral y socia de la firma consultora Elections Group, dijo que una persona que adopte teorías de conspiración electoral podría usar el puesto para amplificar afirmaciones que, incluso si no son ciertas, pueden erosionar la confianza pública en el sistema.

“En Pensilvania, las decisiones operativas sobre la realización de elecciones se toman a nivel local. El secretario de Estado puede emitir pautas, pero tiene un poder limitado para hacerlas cumplir, lo que podría ser un control sobre la capacidad de un negacionista electoral para manipular el sistema”, explicó Morrell.

Posibilidades de ganar. El enfoque de Mastriano podría alejar a algunos votantes que consideran que la victoria de Biden fue legítima o que están más interesados ​​en mirar hacia el futuro.

“En las elecciones generales, la gente tiene que moderar su mensaje y volver al centro. Si lo hace, podría ser un candidato viable. Si no quiere hacer eso, no será un candidato viable”, dijo David Urban, asesor de Trump.

Aunque su campaña se centró en su postura sobre las elecciones de 2020, en noviembre debe ofrecer una agenda más amplia. “Tiene que atraer a los independientes ya los republicanos moderados y todo lo demás”, dijo Dave Ball, presidente del Partido Republicano del condado de Washington.

Con información de The Washington Post