El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, ha mantenido el proyecto de ley fuera de debate

Después de que los legisladores regresaron del receso por pascuas a mediados de abril no hubo más noticias sobre el paquete de financiamiento para COVID-19. Los demócratas necesitan aprobarlo y están dispuestos a ceder y hacer una votación para mantener el Título 42 vigente, a pedido de los republicanos.

Un número creciente de demócratas de alto nivel dicen que están preparados para votar sobre una enmienda de la política que expulsa a los migrantes por una medida de salud pública para evitar la propagación de COVID-19. Solo quieren romper el atasco en el que está el financiamiento para el covid-19, que incluye tratamientos y vacunas.

¿Por qué es importante? La administración Biden ha estado intentando darle un vuelco al sistema inmigratorio del país anulando políticas de la era Trump, aunque con poco éxito.

  • El año pasado intentó eliminar el Protocolo de Protección al Migrante (MPP, en inglés), pero se vio obligado a restaurarlo a finales de año por orden de un juez. El Título 42 también está enfrentando desafíos de varios estados encabezados por republicanos.
  • Sin embargo, es posible que el financiamiento de la respuesta para la pandemia de COVID-19 pueda estancarse hasta después de las elecciones de noviembre si los demócratas no ceden a la demanda de los republicanos.
  • La parálisis de este proyecto también podría convertirse en un problema político para los demócratas cuando las hospitalizaciones por el coronavirus han aumentado un 27% en todo el país, según el boletín Becker's Hospital Review.  

El acuerdo para covid.  Los senadores acordaron un paquete de 10 mil millones de dólares, que incluye vacunas, tratamientos antivirales y otros suministros. 

Los fondos están por debajo de lo solicitado por la administración Biden, que requiere de 22,5 mil millones de dólares. El acuerdo incluso es más bajo que los 15.000 millones que estaban en las negociaciones para el presupuesto del año fiscal en curso, y que a última hora tuvieron que eliminarlo para sacar el proyecto adelante.

En las negociaciones quedaron por fuera todos los recursos —en total 5.000 millones— para ayudar a las naciones en el extranjero a combatir la enfermedad, sobre todo en países pobres, donde aún prevalece.

Preparando una votación. El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, ha mantenido el proyecto de ley fuera de debate durante semanas para evitar que sus colegas demócratas estén en la situación incómoda de votar en contra de la administración Biden de terminar finalmente el Título 42.

  • “La conclusión es que este es un acuerdo bipartidista que hace mucho bien al pueblo estadounidense: vacunas, pruebas, terapias. No debería ser rehén de un tema extraño”, dijo a los periodistas a principios de abril.
  • El senador Richard Durbin afirmó que está preparado para votar en contra de la enmienda bipartidista para mantener el Título 42. Sin embargo, apunta que está en Schumer tomar una decisión.
  • “Estoy preparado para votar y le dije a Chuck que estoy listo para votar. Está hablando con todos en el caucus. Va a ser su decisión”, dijo.
  • Es posible que la medida tenga que esperar hasta después del receso del Congreso por el Día de los Caídos. “No parece que haya una posibilidad antes del Día de los Caídos”, informó el senador Roy Blunt.

Una nueva advertencia. Desde que el paquete de COVID-19 quedó fuera del presupuesto del año fiscal 2022, la administración Biden ha insistido en la necesidad de los fondos para la respuesta ante la pandemia.

El presidente del Comité de Asignaciones del Senado, Patrick Leahy, aseguró el jueves que Estados Unidos se está quedando rezagado de otros países en el pedido de nuevas vacunas. 

“Los países de todo el mundo ya están haciendo pedidos de la próxima generación de vacunas, que se adaptan mejor a las variantes que enfrentamos ahora y las variantes que esperamos en el futuro. Estados Unidos no es uno de esos países, y sin los recursos necesarios retrocederemos más en la fila y más estadounidenses morirán innecesariamente”, dijo.

Con información de The Hill