Texas
VERANO. Las altas temperaturas traen retos/Pixabay

Con el verano cada día más cerca, en la costa oeste de los Estados Unidos se prevé una temporada en la que el calor podrá incidir de formas extremas. El estado de California se prepara y expertos prevén un lapso marcado por la sequía y posibles incendios.

Frente a la popular temporada, funcionarios locales esperan que sus habitantes hagan uso adecuado del agua; sin embargo, el gobernador Gavin Newson amenazó con cortes del líquido.

Vayamos al grano. El característico clima de California verá por tercer año consecutivo los estragos de la sequía. Luego de un arranque de calendario con lluvias esporádicas, los días cálidos comenzaron a hacerse sentir y las represas del estado lo confirman, con un 76% de su nivel promedio en 2022.

  • De acuerdo con la autoridad climatológica de la entidad, el 59% de California califica para transitar una sequía extrema este verano.
  • Sin embargo, se considera que no pasará al nivel excepcional y con ello abrir las puertas al estado de emergencia.
  • Desde el Centro Nacional Interagencial de Bomberos se pronostica un potencial por encima de lo normal en los incendios forestales.
  • El área afectada sería el corredor de la Interestatal 80 -al norte del estado-, mientras que el resto de la entidad prevé un potencial de incendio normal.

¿Y ahora qué?. Con una sequía prolongada y los meses de verano aproximándose, el gobernador de California, Gavin Newsom, amenazó con implementar restricciones en el uso del agua si los residentes no empiezan a regular ellos mismos el uso del servicio. En una reunión con funcionarios de las agencias del agua en ciudades como Los Ángeles, San Diego y la bahía de San Francisco, el funcionario asomó la posibilidad de llevar a cabo estas restricciones.

  • Newsom ha evitado emitir recortes obligatorios y en su lugar, ha otorgado a las agencias locales el poder de establecer reglas para el uso del agua en las ciudades y pueblos donde abastecen.
  • Normalmente, es de enero a marzo cuando cae la mayor cantidad de nieve y lluvia en la región. Sin embargo, este año, estos meses han sido los más secos en un siglo. 

Fuente principal de la noticia: Los Ángeles Times