La FDA no inspeccionó fábricas de fórmula para bebés durante la pandemia
Un cartel de leche de fórmula para bebés sobre un estante vacío en una tienda de Perth Amboy, Nueva Jersey, Estados Unidos, el 24 de mayo de 2022. Estados Unidos está experimentando una escasez a gran escala de fórmula para bebés y el gobierno estadounidense ha dispuesto la importación de miles de libras de fórmula desde el extranjero | FOTO: EFE/EPA/JUSTIN LANE
COMPARTE

Mientras que en Estados Unidos la escasez de fórmula para bebés se acentúa, en la comunidad hispana y afroamericana la situación se perfila más complicada. Las familias de bajos recursos están expuestas a quedarse sin fondos, ni medios para conseguir el producto

Escasez de fórmula para bebés en Estados Unidos

Aunque la escasez de fórmula toca a las madres. Las mujeres afroamericanas se han enfrentado históricamente a obstáculos para la lactancia materna, como la falta de apoyo a la lactancia en el hospital, una mayor presión para alimentarse con fórmula y obstáculos culturales. 

  • Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estiman que el 20% de las mujeres negras y el 23% de las hispanas dan el pecho de forma exclusiva hasta los seis meses, frente al 29% de las mujeres blancas. 
  • La tasa global se sitúa en el 26%. Los hospitales que fomentan la lactancia materna y el apoyo general a la misma son menos frecuentes en los barrios negros, según los CDC.
  • Los expertos temen que las pequeñas tiendas de comestibles de los barrios que atienden a estas poblaciones vulnerables no repongan tanto como las tiendas más grandes.
  • Es una de las muchas desigualdades que sufren las madres negras: tienen muchas más probabilidades de morir por complicaciones en el embarazo. También tienen menos probabilidades de que los médicos tomen en serio sus preocupaciones sobre el dolor.
  • La Asociación de Enfermeras de Salud de la Mujer, Obstetricia y Neonatología también afirma que las mujeres hispanas y negras clasificadas como trabajadoras con salarios bajos tienen menos acceso al apoyo a la lactancia en sus lugares de trabajo.
  • Andrea Freeman, autora del libro "Skimmed: Breastfeeding, Race and Injustice", afirmó que estas madres no reciben apoyo cuando deben elegir entre darle pecho a sus hijos o usar fórmula para bebés. 
  • Las familias negras y latinas de Detroit y Grand Rapids se sentían atascadas después de encontrar que las tiendas de comestibles más pequeñas se quedaban sin fórmula.
  • Entre el 50% y el 65% de la leche de fórmula de Estados Unidos se compra a través del Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños, más conocido como WIC, que apoya a las mujeres embarazadas y a las nuevas madres de bajos ingresos. 

Fuente principal de la noticia: AP

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS