primer asesinato en una escuela de Estados Unidos
NACIONAL. El hecho ocurrió hace más de 100 años/Pixabay

El 2 de noviembre de 1853, 12 estudiantes de una escuela en Louisville (Kentucky) fueron testigos de cómo Matt Ward asesinó de un disparo a su maestro William H.G. Butler, siendo este el primer tiroteo registrado en una escuela de Estados Unidos.

La historia

Matt Ward, hermano mayor de Robert y William, se presentó esa mañana en clases y pidió hablar con el profesor Butler frente a sus compañeros. Intercambiaron algunas palabras hasta que el estudiante llamó al docente "¡Maldito mentiroso!". Luego le disparó

Entretanto, su hermano Robert, sacó un cuchillo para evitar que otros estudiantes y un maestro presente en el sitio intervinieran.

Mientras los hermanos escapaban, un grupo de estudiantes llevó al profesor a una casa cercana y llamaron a los médicos, pero la herida era demasiado grave por lo que Butler falleció tras horas de sufrimiento.

El diario Courier reportó que la razón de Matt para atacar al docente fue que este había golpeado a su hermano William "seis veces con una correa de cuero", debido a que el alumno se encontraba comiendo en clase.

El juicio

Un año después, los hermanos Matt y Robert fueron arrestados y sometidos a juicio el 18 de abril de 1854 en Elizabethtown, después de haber sido trasladados a un condado contiguo debido a la protesta pública.

Por parte de Butler testificaron sus estudiantes, mencionando que este tenía una gran pasión por la educación y que los había ayudado a ser mejores personas. Se reveló que Matt había comprado dos pistolas esa mañana del tiroteo en Dickson & Gilmore, una tienda de armas local, así como que tenía una trayectoria escribiendo cartas con amenazas violentas a sus profesores.

La defensa justificó las acciones de Ward bajo la semblanza de que este era un joven autor y graduado de Harvard, describiéndolo como "pacífico" y "amable". Llamaron a unos 70 testigos, incluidos dos miembros del Congreso en funciones. Describieron a Butler como un maestro que abusaba de su poder, asegurando que Ward le disparó en defensa propia luego de haber sido golpeado por el docente.

El veredicto

El jurado dio su veredicto el 27 de abril de 1854, encontrando a Matt Ward inocente, hecho que desató una gran conmoción. Alrededor de 8 mil personas incendiaron la mansión Ward, rompieron ventanas y amenazaron con hacerlo a otros edificios pertenecientes a la familia.

Ward se vio obligado a escapar de la ciudad a Arkansas donde se encontraba la plantación familiar. Ahí vivió hasta septiembre de 1862, cuando fue asesinado por un grupo de hombres que se cree intentaban robar la plantación.