Putin y su estado de salud entre informes filtrados y negaciones rusas
Reunión de Putin con la jefa de la Agencia Federal Médico-Biológica Veronika Skvortsova: el sistema AmpliTest y el medicamento antiviral Mir-19. Foto: Twitter @KremlinRussia_E

Los rumores sobre el estado de salud de Putin no han parado desde que se iniciara la guerra con Ucrania. En sus últimos actos públicos se le ha visto inestable y es por ello que ll ministro de Exteriores de Rusia Serguei Lavrov niega que el mandatario sufra una enfermedad.

Lavrov niega que Putin esté enfermo

"El presidente Putin aparece públicamente todos los días. Pueden verlo en las pantallas, escuchar sus discursos. No creo que las personas en su sano juicio puedan apreciar un síntoma de enfermedad en este hombre", dijo el ministro Lavrov en una entrevista televisada a las cadenas TF1 y LCI en Francia.

Esas afirmaciones llegan después de informaciones y especulaciones durante los últimos meses sobre la supuesta mala salud de Putin. Y más después de haberse presuntamente interceptado información relativa al sistema de inteligencia rusa.

Filtraciones del estado de salud del presidente de Rusia

Los supuestos mensajes filtrados han revelado que al presidente de Rusia le quedan tres años de vida como consecuencia de un "cáncer muy agresivo", y que, recientemente, el líder ruso fue operado.

Según reseña el diario “Marca” desde el Kremlin han querido salir al paso de forma rotunda e incluso niegan todas estas afirmaciones. Ahora es cada vez más firme y tendente. Porque Vladimir Putin se habría operado a mediados de mayo.

"Los médicos que lo atendieron insistieron en que debería ser operado lo antes posible. La operación fue un éxito", según informa el diario Daily Mail.

Pero una publicación del diario “Mirror” con el testimonio de un funcionario del FSB, el antiguo KGB, apunta a que el presidente ruso sufre un "cáncer grave que progresa rápidamente".

“Los médicos le han dado a Vladimir Putin un máximo de tres años de vida, según una fuente de inteligencia rusa. El funcionario del FSB dijo que el presidente ruso, de 69 años, ‘tiene una forma grave de cáncer que progresa rápidamente’. Y agregó: ‘No tiene más de dos o tres años para mantenerse con vida’, según la publicación del diario “Mirror”.