El presidente ejecutivo de JP Morgan Chase, uno de los principales bancos del mundo, habló de los riesgos económicos debido a la confluencia de factores negativos a nivel global. FOTO: Bloomberg por Christophe Morin.

Jamie Dimon advierte que el petróleo podría alcanzar los $175 el barril como consecuencia de la guerra en Ucrania.

El presidente de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, advirtió el miércoles a los inversionistas que se preparen para un "huracán" económico, ya que la guerra en Ucrania y el endurecimiento de la política de la Reserva Federal alteran los mercados.

Dimon adoptó un tono más sombrío sobre las perspectivas económicas que en las declaraciones que hizo la semana pasada durante el primer día con inversionistas de JPMorgan en dos años, cuando se refirió a las amenazas como "nubes de tormenta".

"Dije que son nubes de tormenta; que hay grandes nubes de tormenta aquí. Es un huracán", afirmó el director ejecutivo del mayor banco estadounidense por activos durante una conferencia sobre servicios financieros organizada por Autonomous Research.

"Ese huracán está ahí afuera y viene hacia nosotros. Solo que no sabemos si es uno pequeño o la supertormenta Sandy. . . Y será mejor que nos preparemos".

Los comentarios de Dimon, cuyas previsiones son seguidas de cerca en Wall Street, se produjeron en un momento en que las acciones en EEUU han sido sacudidas por las dudas sobre la salud de la economía.

Dimon advirtió a los inversionistas que la guerra en Ucrania seguirá presionando a los mercados mundiales de materias primas y que el conflicto podría hacer subir los precios del petróleo hasta $150 o $175 el barril.

El crudo Brent, la referencia internacional del petróleo, cotiza a unos $117. Esta semana, la UE acordó prohibir las importaciones marítimas de petróleo procedentes de Rusia al tiempo que endurece las sanciones a Moscú por su invasión de Ucrania.

"No estamos tomando las medidas adecuadas para proteger a Europa de lo que va a ocurrir con el petróleo a corto plazo.  Y no estamos tomando las medidas adecuadas para proteger a todos de lo que va a ocurrir con el petróleo en los próximos cinco años, ya que todo indica que va a subir de precio", dijo Dimon.

También advirtió del riesgo de volatilidad de los mercados a medida que la Reserva Federal aplica su política de "endurecimiento cuantitativo", en virtud de la cual comenzará a reducir su balance de aproximadamente 9tn (millones de millones) de dólares en un esfuerzo por combatir la elevada inflación.

"No tienen opción, porque hay mucha liquidez en el sistema", dijo. "Tienen que eliminar parte de la liquidez para frenar la especulación y así reducir los precios de la vivienda y cosas así.  Y muchos nunca ha pasado por un endurecimiento cuantitativo".

Con la retirada de la Fed, la oferta de títulos del Tesoro de EEUU a disposición de los inversionistas se disparará, lo que provocará volatilidad en el mercado, advirtió Dimon.

"Es un cambio enorme en el flujo de fondos en todo el mundo. No sé cuál es el efecto de eso. Estoy preparado para una enorme volatilidad, como mínimo", dijo.

Dimon dijo que las "nubes brillantes" para EEUU son el gasto saludable de los consumidores, la abundancia de empleos y el aumento de los salarios; asimismo añadió que el sector bancario está "en excelente forma".

"Creo que está bien tener la esperanza de que todo termine bien. Eso espero. Ese es mi escenario de ‘Ricitos de oro’", expresó Dimon.  "¿Pero quien diablos sabe?"

Joshua Franklin

Derechos de Autor - The Financial Times Limited 2021.

© 2021 The Financial Times Ltd. Todos los derechos reservados.  Por favor no copie y pegue artículos del FT que luego sean redistribuidos por correo electrónico o publicados en la red.

Lea el artículo original aquí.