Alrededor del 7% de los latinos que viven en DC están habilitados para votar en las elecciones, pero se está promoviendo que se permita votar a los portadores de una Green Card | Foto Cortesía DC Latino Caucus

Washington DC está a las puertas de sus elecciones primarias. Se verán dos grandes diferencias con relación a 2020: en la papeleta no habrá candidatos latinos y el coronavirus no será una razón para alejarse de las urnas.

Hace dos años, por primera vez, cinco latinos buscaron sin éxito alcanzar un curul en el Concejo. Pese a que en las primarias de este 21 de junio no habrá nombres hispanos, quienes están habilitados para votar no deben dejar pasar de largo este deber cívico. El 11.3% de la población que vive en DC representa a esta minoría, un 7% de ellos pueden sufragar, según las estimaciones del Pew Research Center en el 2020.

“Ahora somos más influyentes. Nunca tenemos latinos trabajando en las campañas. Luz Martínez está dirigiendo la carrera electoral del candidato a la alcaldía Robert White. Contiendas de concejalías, como las de Gordon Fletcher, Zachary Parker y Brianne Nadeau tienen a latinos en sus oficinas de campaña”, dijo Joe Barrios, presidente del DC Latino Caucus.

A criterio de Martínez, muy a menudo los latinos somos escogidos para liderar oficinas que buscan atraer el voto latino, con bajos presupuestos y logística limitada. “Por eso cuando se me acercó White con la oportunidad de manejar su campaña para las primarias demócratas sentí que tenía la responsabilidad frente a mi comunidad de hacer las cosas diferente”.

Joe Barrios, presidente del DC Latino Caucus (izq.), y los líderes hispanos demócratas de la ciudad vienen promoviendo la mayor participación de esta minoría en las elecciones | Foto Cortesía DC Latino Caucus

Nuevas generaciones

Hay razones para el optimismo: cada vez hay más electores hispanos de primera, segunda y hasta tercera generación que quieren que su voz se escuche. “Hemos identificado tres urgencias que reclama nuestra comunidad: vivienda de bajo costo, esto va atado a la demanda de respeto a los derechos del inquilino. Salud para todos, incluidos los indocumentados; y educación. Nuestros niños merecen una enseñanza de calidad y más maestros latinos”, señaló Barrios.

Entre los nuevos votantes la experiencia de la inmigración no tiene tanto eco como sí entre sus padres y abuelos. Los de hoy quieren ser parte de las soluciones al calentamiento global, seguridad, control de armas, salud mental. Barrios agrega una más: derecho al voto. “En DC queremos expandirlo en dos vías, que se permita votar en las elecciones locales a los que tienen Green Card, así aumentaremos nuestro poder; y que elijamos a los candidatos en orden de preferencia”.

Sin embargo, el avance del poder latino en las elecciones de DC se ve mermado porque muchos de quienes pueden votar no lo hacen. “No tenemos inclinación por involucrarnos y no nos damos cuenta que todo lo que tiene que ver con nuestras vidas tiene que ver con política”, aseguró la empresaria María Patricia Corrales, quien se está lanzando para la junta directiva del Partido Demócrata de DC, una designación de voto popular.

Entre el ayer y hoy

Para Claudia Barahona, vicepresidenta del DC Latino Caucus, en parte la desidia frente al quehacer político es porque a los candidatos les está faltando un mejor enfoque a los problemas de esta minoría. “Es necesario que entiendan nuestra realidad y vean que hemos cambiado. La ciudad que les abrió las puertas a los inmigrantes ya no es la misma, los altos costos de la vivienda les impide vivir aquí. Nací y crecí en Columbia Heigths, soy hija de salvadoreños y esa comunidad se ha perdido”.

Barahona tiene aspiraciones diferentes a las de sus padres. Demanda vivienda accesible y económica, que el Metro funcione y que no fallen los servicios básicos. Quiere vivir en una ciudad sostenible que garantice el bienestar del presente sin comprometer el futuro.

“Aún no veo una agenda latina entre los candidatos y tal vez los latinos, en nuestra búsqueda del sueño americano, nos hemos perdido en el diálogo. Hay aspectos muy complicados del por qué no votamos y en parte es porque muchos políticos no llegan en nuestro idioma”.

Habla Mónica Palacio, candidata a concejal en 2020

Mónica Palacio fue candidata a concejal de toda la ciudad de Washington DC, en las elecciones de 2020

“Fue una buena experiencia, aunque difícil. La pandemia privó de oportunidad de asistir a talleres, conferencias y concentraciones para conectarme con los votantes. Las familias antes que enfocarse en la campaña debieron redoblar sus esfuerzos para protegerse y sobrevivir. Aún con este contexto en contra, conseguí 14 mil votos, ese fue un logro personal.

Sigo trabajando por el acceso a la equidad y justicia. Junto a una amiga afroamericana y una mexicana-americana formamos Deiscovery Partners para promover nuestros derechos. Llevo 30 años trabajando por los afrolatinos, afroamericanos, la comunidad LGBTQ y las mujeres de DC.

Una de las mayores razones del ausentismo latino en la vida política es porque no tenemos fe de que los gobiernos locales nos van a servir. Por eso hemos creado Carecen, Mary’Center, el Latin American Youth Center y otras organizaciones, porque la sensación es que si no importo para qué voy a votar.

Tenemos que unirnos y trabajar para derrumbar barreras de racismo y clasismo entre nosotros mismo”.