Willson Contreras / Foto captura de MLB Network

El último trámite para poner en el mercado a Willson Contreras ya está listo. Esperen que pronto arrecien los rumores sobre un nuevo destino para el receptor venezolano en la MLB.

Contreras y los Cachorros de Chicago firmaron esta semana un contrato millonario por lo que resta de temporada. Él, al igual que otros peloteros elegibles para el arbitraje, estaba jugando sin conocer su salario real para este torneo.

Sí, a dos meses del Día Inaugural, el catcher de los Cubs y varias figuras más han recibido en muchos casos cheques incompletos.

Contreras, por ejemplo, empezará ahora a cobrar lo que le corresponde mensualmente sobre esos 9,625 millones de dólares que acordaron sus representantes y la gerencia del equipo.

El paro patronal de las Grandes Ligas detuvo toda actividad laboral entre diciembre y marzo. Las audiencias de arbitraje, que usualmente se llevan a cabo entre enero y febrero, fueron postergadas unos cuatro meses, en promedio.

Ya no es Spring Training. La negociación, forzosamente, quedó para este momento. Incómodo.

Aaron Judge, por ejemplo, tiene pautada su audiencia para la segunda quincena de junio. Y Contreras esperaba la suya para estas fechas, hasta que ambas partes coincidieron en un punto medio que les evitara el mal trago.

Porque gerentes y peloteros suelen acudir a disgusto ante el pánel de árbitros. No es grato asistir a una cita en la que al menos una de las partes debe argumentar por qué el jugador aludido NO MERECE recibir el dinero que está pidiendo. Se trata de quitarle méritos, para pagarle menos. Muy incómodo.

Contreras, en este caso, quería 10,25 millones de dólares por este campeonato. Y los Cachorros esperaban pagarle "solamente" 9 millones. La fórmula conciliatoria que encontraron fue pactar por un punto medio. Y listo.

Eso deja al hábil careta listo para emprender una nueva etapa en su carrera. Porque parece iluso esperar que no sea cambiado por su club.

Y es que Chicago tiene control sobre Contreras solamente hasta este año. Tiene derecho a declararse agente libre cuando termine la Serie Mundial. Aspira a un convenio multianual y multimillonario, que no debería bajar de 75 millones de dólares por 5 campañas. Y los Cubs están en medio de una mala cosecha. La lógica apunta a esperar que sean vendedores.

Con los oseznos tratando de no caer al último lugar de la división, con récord 10 juegos bajo .500 y un diferencial de carreras negativo, el panorama parece claro. La lucha por los playoffs en esta llave estará entre los Cerveceros de Milwaukee y los Cardenales de San Luis. Y cada vez está más cerca el plazo final para realizar canjes en la MLB, que se ubicará en una fecha todavía por revelar, entre el 28 de julio y el 3 de agosto.

"Por lo pronto, sigo siendo un Cub y estoy orgulloso de eso", declaró hace días para el Chicago Sun-Times.

"Sé que esto es un negocio", apuntó Contreras en ese reporte. "No me tomo nada como algo personal. Ni dejaré que eso perturbe mis actuaciones en el campo".

Los dueños del Wrigley Field cambiaron al grueso de estrellas que ayudaron a conquistar la Serie Mundial de 2016. Meses atrás se fueron el puertorriqueño Javier López y los sluggers Anthony Rizzo y Kris Bryant.

Luego de contratar hasta 2023 al útil receptor brasilero Yan Gomes, por 13 millones de dólares garantizados, parece obvio que el próximo en irse será Contreras. Después de todo, ya tienen en casa a quien luce como su heredero y sucesor.

Y Contreras, además, puede darle a su actual novena un buen paquete de prospectos a cambio de vestir otro uniforme en la recta final.

Está en su mejor actuación ofensiva, con promedios de .277/.403/.530 en 47 juegos, más 10 jonrones, 21 extrabases y 23 empujadas.

Acaba de cumplir 30 años de edad, por lo que aún puede rendir frutos con su ofensiva. Viene de su mejor desempeño detrás del plato, con un WAR defensivo de 1.8 según Baseball Reference, gracias también a una mejoría en el mascoteo (el "framing", como le llaman en inglés).

Así que en las próximas semanas es posible que conozcamos un desenlace.

Ya un reporte de MLB.com especulaba con el bien que Contreras le haría al lineup de los Astros de Houston. Otra nota agrega a los Yanquis de Nueva York, Padres de San Diego, Gigantes de San Francisco, Mets de Nueva York y Rays de Tampa Bay com lugares donde encajará bien, si es cedido.

Por lo pronto ya está claro qué impacto tendría en la nómina del potencial comprador.

Luego de acordar cuál será su salario en 2022, ahora solo falta que los interesados empiecen a poner nombres de prospectos sobre la mesa. Y eso es algo que muy pronto empezará a pasar.