vale do javari
“El motivo del crimen es una disputa personal por la inspección de pesca”, especuló a los periodistas el alcalde de Atalaia do Norte, Denis Paiva. Credit: EFE/ Policía Federal De Brasil.

La línea principal de investigación policial que lleva el caso de la desaparición en la Amazonía brasileña del periodista inglés Dom Phillips y el funcionario indígena Bruno Araujo Pereira apunta a una red internacional que paga a pescadores pobres para pescar ilegalmente en el segundo territorio indígena más grande de Brasil, informaron las autoridades.

Expertos forenses examinando una embarcación con rastros de sangre de un sospechoso de las desapariciones. | Credit:  EFE/ Policía Federal De Brasil.

Phillips y Araujo Pereira fueron vistos por última vez a las 7:00 de la mañana del domingo 5 de junio en la comunidad de Sao Rafael, municipio del estado Rio Grande del Norte.

La asociación Univaja de Pueblos Indígenas del Vale do Javari, en la que Araujo Pereira ha sido asesor, informó que los hombres regresaban en barco desde el Vale do Javari -territorio indígena que limita con Perú y Colombia- con destino a la ciudad de Atalaia do Norte, pero desaparecieron.

Aunque en principio el operativo de rastreo fue lento, actualmente el ejército, la marina, la defensa civil, la policía estatal y voluntarios indígenas se han movilizado en la búsqueda.

Este sábado la policía federal informó que todavía están analizando evidencias encontradas el viernes en el área donde desaparecieron, pero no proporcionaron más detalles.

Sospechas

Hasta ahora el único sospechoso por las desapariciones es el pescador Amarildo Da Costa De Oliveira, conocido como Pelado, quien está bajo arresto. Según declaraciones de los indígenas que estaban con Phillips y Pereira en Sao Rafael, Da Costa les apuntó con un rifle el día antes de la desaparición.

Sin embargo, el hombre niega haber hecho eso y denunció que la policía lo torturó para tratar de obtener una confesión, según información que su familia le ofreció a Associated Press (AP).

Araujo Pereira dirigió la oficina local de la agencia indígena del gobierno y participó en operativos contra la pesca ilegal. En estas operacionales, por regla general, las herramientas para pescar son incautadas y los pescadores son multados y detenidos brevemente. Solo los indígenas pueden pescar de forma legal en su territorio.

Según información obtenida por AP, algunos policías y el alcalde de Atalaia do Norte, Denis Paiva, relacionan las desapariciones de la pareja con una “mafia de los peces”. Mientras que la policía federal no descarta otras líneas de investigación.

“El motivo del crimen es una disputa personal por la inspección de pesca”, especuló a los periodistas el alcalde Paiva.

El peligro en Vale do Javari

Vale do Javari alberga la mayor población de indígenas aislados del mundo, es una ruta importante para trasportar cocaína producida en la frontera peruana, y constantemente cazadores y pescadores se enfrentan a agentes de seguridad.

El tráfico de peces se conforma por una red de empresarios locales y colombianos que le pagan a pescadores para que extraigan peces en Vale do Javari de forma ilegal.

El arapaima es uno de los animales más cotizados por esta red, ya que es el pez de agua dulce más grande del mundo, puede pesar hasta 200 kilogramos (440 libras) y medir hasta 3 metros (10 pies). El pescado es vendido en ciudades cercanas, incluidas Leticia, Colombia, Tabatinga, Brasil e Iquitos, Perú.

Fuente principal de la noticia: AP News.