incendio forestal
El incendio inició con quemas prescritas, o ecoquemas, controladas por el Servicio Forestal de los EEUU. Credit: (Referencial) EFE/Daniel Pérez.

El presidente Joe Biden informó este sábado 11 de junio que está aumentando la asistencia federal para Nuevo México tras enfrentar el mayor incendio forestal registrado en la historia estatal.

El incendio inició con quemas prescritas, o ecoquemas, controladas por el Servicio Forestal de los EEUU. Esta es una práctica realizada para ayudar a restablecer los ecosistemas dependientes del fuego, evitar incendios forestales descontrolados y aumentar la seguridad de las comunidades.

Sin embargo, el fuego se descontroló y destruyó cientos de viviendas en 1.300 kilómetros cuadrados desde principios de abril, según funcionarios federales.

Durante una visita a un centro de operaciones de emergencias en Santa Fe el presidente dijo: “necesitamos asegurarnos de que esto no vuelva a suceder” e informó que el gobierno federal cubriría el costo total de la respuesta de emergencia y la remoción de escombros, una responsabilidad que antes compartía con el gobierno estatal.

Michelle Lujan Grisham, gobernadora de Nuevo México, le dijo a Biden que su administración ha sido un apoyo desde el principio, pero que necesitan “que el gobierno federal siga aceptando la responsabilidad”.

El presidente también expresó que apoya que Washington pague la factura de los daños causados ​​por el incendio, pero eso requiere una acción del Congreso.

Daños en Nuevo México

Los incendios han generado el desplazamiento de miles de residentes de pueblos rurales, altos índices de pobreza y daños ambientales incalculables.

Las llamas están causando preocupación por la erosión y los deslizamientos de tierra en lugares donde el fuego penetró el suelo y las raíces.

La semana pasada residentes del condado de Mora demandaron al Servicio Forestal en un esfuerzo por obtener más información sobre el papel del gobierno.

Ralph Arellanes, presidente de una confederación de grupos de defensa de la comunidad hispana, piensa que no es probable que todos los rancheros afectados reciban compensación por sus cabañas, graneros y cobertizos que no estaban asegurados y que fueron arrasados ​​por el fuego.

“Muchos tienen su trabajo diario y su vida en el rancho y la granja. No es como si esas fuesen unas grandes casas antiguas o haciendas”, dijo Arellanes

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias aprobó  al menos 900 reclamos de ayuda por desastre por un valor de más de $3 millones para individuos y hogares.

Y este jueves la administración de Biden extendió el alivio financiero elegible para la reparación de instalaciones de agua, zanjas de riego, puentes y carreteras.

El Servicio Forestal programa aproximadamente 4500 quemas prescritas cada año en todo el país, sin embargo el presidente Biden dijo que esta práctica se suspenderá durante una investigación.

Fuente principal de la noticia: AP News.