FOTO: EFE/EPA/JUSTIN LANE

El temor de una posible recesión impactó los mercados mundiales este lunes. El S&P 500 de Wall Street cayó en las fauces de lo que se conoce como un mercado bajista tras hundirse más de un 20% por debajo de su récord establecido a principios de año.

¿Cómo amanecieron los mercados?

El S&P 500 cayó un 3,8% en la primera oportunidad que tuvieron los inversores de negociar después de tener el fin de semana para reflexionar sobre la sorprendente noticia de que la inflación está empeorando, no mejorando. El Dow Jones perdía 879 puntos, o un 2,8%, a 30.513, a partir de las 11:08 a.m. hora del Este, y el compuesto Nasdaq bajaba un 4,5%.

  • El centro de atención de Wall Street volvió a ser la Reserva Federal, que se esfuerza por controlar la inflación. 
  • Su principal método es subir los tipos de interés para frenar la economía, una herramienta contundente que corre el riesgo de provocar una recesión si se utiliza de forma demasiado agresiva.
  • Algunos operadores especulan incluso con la posibilidad de que la Fed suba el miércoles su tipo de interés clave a corto plazo en tres cuartos de punto porcentual.
  • Eso es el triple de lo habitual y algo que la Fed no ha hecho desde 1994. Los operadores ven ahora un 34% de probabilidades de que se produzca esta mega-subida, frente al 3% de hace una semana, según CME Group.

Los mercados se preparan para una serie continua de subidas mayores de lo habitual. Estas expectativas también están llevando los rendimientos de los bonos estadounidenses a sus niveles más altos en años. 

  • El rendimiento de los bonos del Tesoro a dos años se disparó al 3,23% desde el 3,06% del viernes, su segunda subida importante consecutiva. Se ha multiplicado por más de cuatro este año y ha alcanzado su nivel más alto desde 2008.
  • El rendimiento a 10 años saltó al 3,32% desde el 3,15%, y el nivel más alto hará que las hipotecas y muchos otros tipos de préstamos para los hogares y para las empresas sean más caros. Este año se ha duplicado con creces.
  • Los economistas de Deutsche Bank dicen que esperan que la Reserva Federal suba los tipos en cantidades mayores de lo habitual el miércoles, de nuevo en julio, de nuevo en septiembre y una cuarta vez en noviembre. 

Fuente principal de la noticia: AP