Omar Gómez durante el recorrido de CO a DC. Foto: Cortesía

Para este mexicano, que se dedica a podar árboles y a apoyar la causa proinmigrante en Colorado, cualquier acción enfocada en la lucha por la residencia y la reforma migratoria que le dé seguridad y estabilidad a todos los indocumentados, cuenta.

Omar considera que durante el período del expresidente Barack Obama, en el momento en el que los demócratas también tuvieron el control del Senado y de la Cámara, los grupos de apoyo a los derechos de los inmigrantes no hicieron suficiente presión para que hubiera un cambio significativo en el tema migratorio. Ahora – dice – es tiempo de hacer presión.

“Vienen las elecciones de noviembre y para eso van a volver a retomar el mismo tema; pero al final de cuentas no hacen nada, porque aunque tengan mayoría como con Obama, que tuvo mayoría y no hizo nada, no han hecho nada. Por eso, tenemos que empezar a movernos y no dejar de hacer presión”, dijo.

El recorrido no solo es para apoyar la causa o para hacer presión. Gómez dice que en el camino también ha hecho conciencia entre la comunidad anglosajona sobre el “constante riesgo” en el que viven miles de inmigrantes en el país, por no tener documentos o por no tener las mismas garantías legales que protejan sus derechos.

ACTIVISTAS. Gómez junto a otro activista en Colorado. | Foto: Cortesía

“Tenemos que hacer consciencia en la comunidad anglosajona de cómo el inmigrante vive en un constante riesgo y que se están muriendo en los campos, en los trabajos. Esa energía y ese ser que viene a contribuir a la economía de este país no es reconocido y por ende tenemos que levantarnos para hacer conciencia de que no somos reconocidos”, señaló.

La lucha

En recorrido de Omar en el activismo a favor de los derechos de los inmigrantes no empezó con la pedaleada que lo llevó desde Colorado a Washington DC, sino mucho antes. Este inmigrante originario de Zacatecas, México, fue parte de los movimientos en su estado a favor de que se otorgara la licencia de conducir a los indocumentados en 2018.
A su llegada a la capital estadounidense también realizó acciones de cabildeo en el Congreso y se reunió con John Hickenlooper, senador de Colorado y apoyó en otras reuniones a grupos de inmigrantes.

APOYO. Omar junto a personas que apoyan la causa. | Foto: Cortesía

“Tuvimos algunas reuniones para hacer cabildeo entre algunas oficinas del senado de colorado para mostrar el lugar en el que estamos y que hay una gran posibilidad de hacer algo. Hemos empezado la etapa para buscar cabildeo y otras reuniones, porque pensamos que hay algunos republicanos que se (pueden) levantar por algo”, dijo Omar.
Aunque Gómez dejó DC, ya tiene bajo sus planes otras actividades.

“También los presidentes de nuestros países tienen que darse cuenta del impacto económico que somos y que hemos venido siendo, tanto para las naciones de origen de dónde venimos, como para el país donde estamos residiendo”, afirmó.

Para Omar, el hecho de que los inmigrantes indocumentados también sostengan buena parte de la economía de sus países es suficiente para que los presidentes respectivos se sumen a su lucha y reconozcan también en cada nación su aporte.

“El inmigrante provee para dos países, pero vive con miedo y en zozobra. Eso no es ser libre. Los inmigrantes envían remesas y contribuyen a sus países de origen y también a donde residen, pero vivimos con miedo, es ilógico que los seres que más están contribuyendo no sean reconocidos por la labor que hacen”, señaló.