Foto: Cortesía Pexels

Aunque los precios de la carne de res y de cerdo al productor cayeron en el mes de mayo, no es de esperarse que se mantengan por mucho tiempo.

En mayo, los precios pagados a los productores de carne de res y ternera se redujeron un 9,5% en comparación con los niveles registrados en abril y cerca de un 14% interanual. Por su parte, el valor de la carne de cerdo tuvo su propia caída, según datos ofrecidos por el Departamento de Trabajo el martes.

  • El retroceso en los precios de la carne roja a nivel del productor, esencialmente precios al por mayor no tienen garantía de que lleguen a los consumidores.
  • Esto se relaciona estrechamente con la caída en los precios de aves de corral, que sigue acentuándose por el golpe que la gripe aviar le ha dado al suministro del pollo y pavo de EEUU.

¿Qué esperan las autoridades? El Departamento de Agricultura espera que este año haya una tasa elevada de sacrificio de cerdos y ganado, incluyendo las vacas que normalmente son retenidas para ser reproducidas.

  • Como consecuencia, el aumento de la matanza este año podría conducir a menos ganado y cerdo para 2023.
  • Esto podría hacer que los precios de la carne roja sigan incrementando en el futuro.

Antecedentes. El 2022 ha sido para los consumidores de EEUU complejo en cuanto al costo de la carne roja y la carne de cerdo, que ha impactado el bolsillo con respecto a otros rubros.

  • Según datos de la Oficina de Análisis Económico, los alimentos aumentaron en abril 0.4% respecto a marzo y han aumentado 1% con respecto a hace un año.
  • El precio de la carne de cerdo aumentó 2.6% desde abril y 4.8% con respecto al 2020.
  • El impacto llegó durante una temporada en la que por tradición los ciudadanos disfrutan de encuentros para barbacoa, lo que ocasiona una mayor demanda de carne de res y cerdo.
  • El economista de la American Farm Bureau Federation, Michael Nepveux, dice que los factores que contrubuyeron a este aumento fueron “la escasez de mano de obra en la industria del envasado de carne tras meses de desaceleraciones y cierres debido a la covid-19.

Fuente principal: Bloomberg