pexels
La actividad física reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes

La actividad física es fundamental para tener una buena salud, en especial si se está intentando bajar o mantener un peso saludable.

Al bajar de peso una mayor actividad física aumenta la cantidad de calorías que su cuerpo “quema” o utiliza para obtener energía. Al quemar las calorías con actividad física y a la vez el número de calorías que consume, se origina un “déficit calórico” que se traduce en pérdida de peso.

Gran cantidad de peso se pierde al comer menor cantidad de calorías, pero los expertos advierten que la única forma de mantener la pérdida de peso es realizando actividades físicas constantemente.

Además, la actividad física reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Beneficios de la actividad física

La única forma de mantener la pérdida de peso es realizando actividades físicas | Credit: Pexels.

Entre los múltiples beneficios de la actividad física destaca que además de mantener el peso ayuda a reducir la diabetes tipo 2, los ataques cardiacos, los accidentes cerebrovasculares y varios tipos de cáncer.

Reduce el dolor causado por la artritis y el riesgo de presentar una discapacidad con esa enfermedad.

También baja las probabilidades de sufrir caídas, el riesgo de osteoporosis, los síntomas depresivos y la ansiedad.

¿Cuánta actividad física se necesita para perder peso?

Para perder el peso y no recuperarlo se requiera tanto actividad física realizada de forma regular como un plan de alimentación saludable. “Usted necesitará una gran cantidad de actividad física a menos que ajuste su dieta y reduzca la cantidad de calorías que come y bebe”, explica el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

¿Cuánto tiempo dedicar a la actividad física para mantener el peso?

Según expertos, hay que llegar a 150 minutos de actividad aeróbica con intensidad moderada, 75 minutos de actividad aeróbica de intensidad vigorosa o el equivalente fusionado de los dos tipos de actividad cada semana.

“Evidencia científica sólida demuestra que la actividad física puede ayudar a mantener su peso con el transcurso del tiempo. Sin embargo, no se sabe claramente la cantidad exacta de actividad física necesaria para lograrlo, ya que la misma varía mucho de persona a persona”, informa la CDC.

Tipos de intensidad en las actividades físicas

Es importante saber cómo identificar los tipos de intensidad de las actividades físicas. | Pexels.

Intensidad moderada: la CDC explicó que si al realizar la actividad física la respiración y ritmo cardíaco son mucho más rápidos pero aún puede mantener una conversación, está practicando una actividad de intensidad moderada.

Esta puede ser una caminata rápida de 15 minutos, trabajos moderados en el jardín como rastrillar, mover nieve con una pala, manejar bicicleta a baja velocidad y jugar con los niños.

Intensidad vigorosa: en cambio, si el ritmo cardíaco se acelera  y tiene que respirar muy fuerte y rápido para poder mantener una conversación, está haciendo ejercicios de intensidad vigorosa.

Entre ellos está correr o trotar, saltar la cuerda, esquiar, nadar, patinar a ritmo acelerado y los deportes de competición como beisbol, futbol, tenis, baloncesto, entre otros.

Fuente principal de la información: Centro para el Control y Prevención de Enfermedades.